FONDOS EUROPEOS

Así reparte Sánchez los fondos de la UE: 9 millones a planes de «economía verde» donde no gobierna el PP

Sánchez fondos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El Gobierno de Pedro Sánchez ha comenzado el reparto de fondos europeos para la recuperación por la pandemia dejando fuera de subvenciones millonarias a comunidades gobernadas por el Partido Popular. Un caso flagrante de ello es por el que el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha decidido llevar al Ejecutivo al Tribunal Supremo, y a la que no descartan imitar el resto de barones populares. Se trata del reparto de nueve millones de euros por parte del ministerio de Trabajo, encabezado por la comunista Yolanda Díaz, para proyectos que pongan «especial atención a la transformación productiva y el avance hacia una economía verde y digital», a cuatro comunidades autónomas donde no gobiernan los de Pablo Casado.

Extremadura, Valencia, País Vasco y Navarra son las autonomías a las que Díaz ha decidido dotar de estos nueve millones en subvenciones a través del Real Decreto 902/2021, de 19 de octubre, por el que se regula la concesión directa de subvenciones, para el ejercicio presupuestario 2021, destinadas a la financiación del desarrollo de actuaciones de la inversión Nuevos proyectos territoriales para el reequilibrio y la equidad, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

En concreto, la región que más dinero va a recibir de estas subvenciones es la gobernada por la socialista María Chivite. Tres millones de euros para «un proyecto de Emprendimiento y microempresas, incluido en el Plan de Reactivación Económica de los Pirineos Orientales de Navarra».

Se trata de «un nuevo proyecto territorial que aborda el reto demográfico y que facilita la transformación productiva, en particular hacia una economía verde y digital». Tal y como reza el Real Decreto que firma Díaz, en este proyecto «se incluirían actuaciones de capacitación agraria y empleo que fije población en el ámbito rural y sus pequeños municipios, dinamizadoras del desarrollo local sostenible, iniciativas de economía social para la acción cultural y artística, iniciativas de transición ecológicas, iniciativas de desarrollo local, turismo rural y patrimonio histórico-artístico, entre otros».

Por su parte, Extremadura, Valencia y País Vasco, recibirán respectivamente dos millones de euros, uno para un proyecto piloto dirigido a jóvenes, mediante actuaciones dentro de los proyectos de «Colectivos especialmente vulnerables» y otro para un proyecto piloto dirigido a jóvenes, mediante actuaciones dentro de los proyectos de «Emprendimiento y microempresas».

Estos últimos se referirán, al igual que los de Navarra, a «nuevos proyectos territoriales orientados a personas jóvenes que aborden el reto demográfico y faciliten la transformación productiva, en particular hacia una economía verde y digital».

Además, estas subvenciones, según consta en el Real Decreto, son «compatibles con otras subvenciones, ayudas, ingresos o recursos para la misma finalidad procedentes de cualquier administración o entidad, pública o privada».

Lo que para el Gobierno de Ayuso es un claro trato de favor a comunidades donde no gobierna el PP para que estas reciban más dinero procedente de los fondos europeos «como su fueran subvenciones del PSOE», para las comunidades beneficiarias se trata de «absurdas polémicas sin sentido».

Así se ha expresado este lunes el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, quien ha asegurado, a pesar de la evidencia, que Valencia «no ha sido favorecida» en el reparto de los fondos. Así, el socialista ha manifestado que «los fondos europeos serán una grandísima oportunidad en la que la Comunidad Valenciana no se siente favorecida, ya que recibirá aquello que le corresponde en función de los proyectos presentados».

Por su parte, socios que componen el Gobierno de Navarra (PSN, Geroa Bai y Podemos), EH Bildu e I-E han rechazado este lunes el recurso de Ayuso ante el Supremo, que pide anular esos nueve millones de euros en subvenciones, por considerarlo un «ataque» a la comunidad y una «judicialización de la política».

En esa misma línea se ha mostrado el propio Sánchez que ha pedido a la oposición «no hacer de los fondos europeos una cuestión partidista», sino «una oportunidad de país».

Mientras tanto el líder del PP, Pablo Casado, no sólo ha amparado la iniciativa de Ayuso y las que están por venir por parte del resto de autonomías y ayuntamientos, sino que ha advertido que su formación está dispuesta a llevar esa misma ofensiva a la Unión Europa si no hay transparencia porque, de lo contrario, el reparto de fondos puede acabar en «corrupción».

Lo último en España

Últimas noticias