Elecciones Generales 2019

Políticas fiscales: PSOE y Podemos subirán impuestos a las rentas altas y PP y C’s bajarán el IRPF

Políticas fiscales: PSOE y Podemos subirán impuestos a las rentas altas y PP y C’s bajarán el IRPF
logos-interior (2)

Podemos y PSOE optan por la subida de impuestos a las rentas altas y PP y Ciudadanos prefieren bajar el IRPF y ayudar a las empresas que contraten mujeres tras la maternidad.

A apenas una semana de las elecciones generales, los partidos lucen sus mejores galas para convencer al electorado de que sus formaciones son las mejores. Así lo han demostrado también en el apartado económico donde  PP y Ciudadanos han optado por presentar un programa electoral prometiendo un IRPF inferior al actual. Por el contrario, tanto PSOE como Podemos creen que es necesario implementar una subida a grandes rentas y grandes corporaciones.

El PP quiere implementar una serie de ayudas dirigidas a aquellas empresas que contraten a mujeres que hayan sido madres. Los de Albert Ribera han prometido, por su parte, deducciones de hasta 2.400 euros anuales a familias numerosas. A continuación se enumeran las principales propuestas fiscales de los cuatro partidos según su representación actual:

PP: Bajada de Impuestos

– Reducir el tipo máximo del IRPF por debajo del 40%, deducciones para menores de 35 años y familias con al menos un hijo y exenciones para los trabajadores que continúen su vida laboral más allá de la edad de jubilación sin cobrar pensión.

– Reducir el impuesto de sociedades por debajo del 20 % y suprimir el impuesto sobre el patrimonio, el de sucesiones y donaciones y el de actos jurídicos documentados.

Extender a la vivienda habitual y a los planes de ahorro los beneficios fiscales que actualmente disfrutan los planes de pensiones y reducir el IBI progresivamente hasta el mínimo legal.

– Los parados de larga duración que inicien un negocio no pagarán impuestos por los beneficios obtenidos durante los dos primeros años, reducción de cotizaciones sociales para jóvenes e incentivos fiscales para las empresas que contraten mujeres después de la maternidad.

– Mejorar las condiciones de la devolución del IVA a turistas extracomunitarios e incentivos para aquellas empresas que incorporen tecnología "blockchain".

PSOE: Elevar el IRPF y gravar a las petroleras

Subida de 2 puntos del IRPF para rentas superiores a 130.000 euros anuales y de 4 puntos para las superiores a 300.000 euros, así como un tipo mínimo del 15 % del impuesto de sociedades para grandes empresas y del 18 % para la banca y petroleras y reducción del tipo al 23 % para empresas con facturación inferior a 1 millón de euros.

– Reducción del 100 % al 95 % de la exención sobre dividendos y plusvalías en el impuesto de sociedades, recargo a las socimis, e implantación del impuesto a los servicios digitales, a las transacciones financieras y a la fiscalidad verde.

Incremento del 1 % en el impuesto de patrimonio para las fortunas de más de 10 millones de euros y bajada del IVA para productos de higiene femenina, libros, periódicos y revistas en formato electrónico al tipo del 4 % y para los servicios veterinarios al tipo del 10 %.

Crear una unidad para grandes patrimonios, prohibir nuevas amnistías fiscales, y aumentar los activos de la Inspección de Hacienda para luchar contra el fraude.

– Premiar a las empresas que cuenten con planes de prevención del fraude en los procesos de licitación pública e incentivos fiscales para promocionar las startups.

– Reforzar el régimen fiscal de las cooperativas y sociedades laborales para fomentar este tipo de empresas.

Podemos: Elevar el IRPF e impuesto a la banca

Elevar al 47 % el IRPF a las rentas que superen los 100.000 euros anuales y al 55 % las que superen los 300.000 euros y reducir el tipo del tramo más bajo del IRPF al 18 % desde el 19 % actual.

– Impuesto progresivo de entre el 2 % y el 3,5 % a las grandes fortunas con patrimonios superiores al millón de euros, contemplando un mínimo exento por primera vivienda de 400.000 euros.

– Establecer un tipo efectivo mínimo del 15 % en el impuesto de sociedades para grandes empresas y del 20 % para la banca y petroleras, un impuesto para las compañías digitales que facturen más de 500 millones y eliminar la exención del IBI de la Iglesia.

– Impuesto a las transacciones financieras que gravaría las ventas brutas en lugar de las netas y un impuesto a la banca que aumente 10 puntos el tipo de sociedades a las entidades financieras.

– Bajar al tipo del 4 % el IVA de más alimentos y bebidas no alcohólicas, el de la alimentación animal y productos de higiene íntima femenina y situar en el 10 % el de los suministros básicos -calefacción, gas y electricidad- y los servicios veterinarios, así como subir al 25 % el IVA de los artículos de lujo.

C’s: Bajar el IRPF y luchar contra morosos

– Bajar el IRPF del tramo máximo un punto hasta el 44 % para rentas de más de 60.000 euros anuales y deducciones fiscales de 1.200 euros anuales para familias con dos hijos y monoparentales con 1 hijo, y de 2.400 euros para familias numerosas con 3 hijos y monoparentales con 2 hijos.

– Bajar el 60 % el IRPF para los contribuyentes de los municipios que hayan tenido pérdidas de población en los últimos 10 años, que tengan menos de 5.000 habitantes, una densidad inferior a 8 habitantes por kilómetro cuadrado y con una renta inferior al 75 % de la renta nacional, han añadido.

– Eliminar deducciones fiscales en el impuesto de sociedades, liberar de este impuesto a las "startups" durante los dos primeros años de su creación, suprimir el impuesto de sucesiones y donaciones y reformar el impuesto de sociedades para "cerrar agujeros". Hacer que las pymes no paguen tipos efectivos superiores a los de las grandes empresas.

Establecer un régimen sancionador para los deudores morosos y flexibilizar los requisitos para condonar las deudas con Hacienda y la Seguridad Social a todos los deudores de buena fe.

– Restringir el pago en efectivo entre empresas y entre particulares y empresas a 1.000 euros y mantener el límite de 2.500 euros en los pagos realizados entre particulares. Garantizar el derecho de los consumidores a pagar cualquier bien o servicio con tarjeta de crédito.

– Extender la lista de morosos con Hacienda, reduciendo su umbral a 600.000 euros y endurecer las penas del delito fiscal y limitar los supuestos en los que se pueda rebajar la pena del delito mediante el pago.

Últimas noticias