Militantes de toda España constituyen plataformas de apoyo a Susana Díaz

Susana-Díaz-PSOE
Susana Díaz, presidenta de la Junta de Andalucía.

El anuncio de la próxima candidatura de Susana Díaz a las primarias del PSOE ha provocado un aluvión de apoyos de la militancia hacia la presidenta de la Junta.

Agrupados bajo hashtag como #ConSusanaGanamos o #EsTiempodeSusana, las bases partidarias de la dirigente andaluza se han volcado en las redes para alentar su candidatura y contrarrestar a los otros dos aspirantes. En especial, a Pedro Sánchez, que ha convertido la movilización en Twitter uno de sus principales ejes de campaña. En paralelo, Díaz está impulsando una serie de encuentros con la militancia. El próximo, este mismo sábado, en Cartagena (Murcia), donde protagonizará un acto organizado por el PSOE local, liderado por la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón, quién ha mostrado públicamente su apoyo para que se haga con la secretaría general del partido.

Encuentros discretos

Díaz entra así a competir de lleno por ganarse a la militancia, la baza que hasta ahora había esgrimido Sánchez. El movimiento lleva tiempo organizándose de forma discreta y es ya visible en plataformas por todo el país, en las que participan tanto afiliados como distintos cuadros del partido. Algunas de ellas especialmente significativas, como la de Baleares, un territorio que preside Francina Armengol. La dirigente balear, en su día fiel al exsecretario general, defiende ahora la candidatura de Patxi López e incluso, apostó recientemente por un acuerdo final entre los dos candidatos.

Esa corriente es fundamental para que la dirigente andaluza mida el músculo de que dispone de cara a las primarias. Hasta ahora, ha sido Sánchez el que con más empeño ha manejado su propia red de militantes, especialmente activos en las redes sociales.

Pero la intención de la presidenta andaluza es revertir la imagen de que es una candidata "de aparato" y visibilizar que, como el exsecretario general, también tiene calado entre las bases. En su entorno se considera además que hacer visibles esos apoyos provocarían un "efecto arrastre" entre los militantes.

La idea surgió en el encuentro con alcaldes y cuadros socialistas que el pasado 11 de febrero organizó en Madrid el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero. Aunque entonces Díaz evitó confirmar en público su candidatura, sí la afianzó en los distintos encuentros privados que fue manteniendo con los asistentes. En ellos se constató la necesidad de impulsar una red de apoyos entre la militancia, al estilo de la de Pedro Sánchez.

Apoyo de alcaldes y líderes territoriales

La diferencia esencial es que Díaz contaría además con el apoyo de cuadros de distintos niveles, desde alcaldes a concejales, y otros dirigentes. La presidenta andaluza lleva semanas recorriendo el país, de forma discreta, para comprobar la solidez de su red de apoyo. En esos encuentros, se ha confirmado la disposición de los responsables de distintas agrupaciones para trabajar activamente por su candidatura.

Según su entorno, Díaz presumirá así de un considerable aval cuando, el próximo 26 de marzo, se lance definitivamente a la carrera por el liderazgo socialista.

Los tres candidatos llevan tiempo librando una competición soterrada por hacerse con la mayor porción del pastel territorial. En los equipos de campaña de cada aspirante se presume de que la movilización está de su parte. En el caso de Díaz, obviamente, su principal base está en Andalucía, aunque desde el círculo de Sánchez se ha sugerido en las últimas semanas que el exlíder del PSOE contaría también con un peso relevante en la comunidad. Su preocupación está, sobre todo, señalan las mismas fuentes, en Madrid y País Vasco. Dos territorios, en su día afines, y que estarían ahora más próximos al exlehendakari.

Sánchez, por su parte, lleva semanas organizando citas discretas con dirigentes de distinto perfil, consciente de que, desde su retirada, carece de peso orgánico. Barones, como la vasca Idoia Mendia, Luis Tudanca (Castilla y León), Armengol (Baleares) o Hernández (Madrid) están ahora con López. De hecho, fueron ellos quienes, junto a César Luena– secretario de Organización con Sánchez-le animaron a dar el paso a las primarias socialistas.

El resto-el presidente de Aragón, Javier Lambán, de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; además del valenciano Ximo Puig y del castellano-manchego, Emiliano García-Page- están con Díaz. Es decir, todos los presidentes autonómicos, a excepción de Armengol.

 

 

 

 

 

 

 

Lo último en España

Últimas noticias