EL CLUB LOS ACUSA DE UN CENSO HINCHADO

Bronca en el Club de Campo: Carmena introduce actividades culturales y los abonados lo denuncian

Bronca en el Club de Campo: Carmena introduce actividades culturales y los abonados lo denuncian
Entrada del Club de Campo Villa de Madrid. (Foto: FB)

El Club de Campo ‘Villa de Madrid’ que gestiona el Ayuntamiento de Manuela Carmena vive uno de sus mayores momentos de tensión. La asociación de abonados ha denunciado en los tribunales un contrato que ha adjudicado recientemente el gestor, mientas que éste acusa a la asociación de permitir la inscripción en sus filas de no abonados al club.

El contrato que ha sido objeto de denuncia en los Juzgados de Primera Instancia de Madrid ha sido el "Concurso para la prestación del servicio de asistencia técnica especializada para la programación y organización de servicios y actividades socioculturales en el Club de Campo Villa de Madrid, S.A".

La asociación ha sido quien ha denunciado este contrato, aunque prefiere no hacer declaraciones públicas. En todo caso, otras fuentes señalan a OKDIARIO que se considera que esas actividades socioculturales chocan con los estatutos del club que indican que la finalidad de esta entidad y los usos de los terrenos son eminentemente deportivos y, en menor medida, comerciales.

Desde la gerencia del club indican a OKDIARIO que ese reparo legal no tiene consistencia. Aseguran que se han realizado actividades socioculturales con anterioridad y que no se desarrollarán dentro de zonas deportivas.

Apuntan que el motivo real que subyace en esa demanda es que los abonados no quieren que madrileños externos al club hagan uso de las instalaciones. Ante lo que remarcan que los abonados tendrán siempre preferencia en estas actividades. Solo se realizan si hay un número mínimo de abonados interesados. Únicamente, las plazas restantes se pondrán a disposición a personas externas al club previo pago.

Bronca en el Club de Campo: Carmena introduce actividades culturales y los abonados lo denuncian
Contrato que se ha denunciado. (Clic para ampliar)

Los asociados avisaron varias veces sobre la inconveniencia de este contrato, aseguran que no funcionará y que será caro. El precio de la adjudicación es de 154.562 euros de noviembre a julio, prorrogables hasta 21 meses.

Registro indiscriminado

Esta polémica se produce en paralelo con otro encontronazo. El club acusa a la asociación de abonados de tener en sus filas a personas no abonadas, algo que viola los estatutos de la asociación. Han detectado que la web de la asociación permitía el registro de cualquier persona sin que se tenga que comprobar su pertenencia al club o que tenga mayoría de edad.

El club ha emitido un duro comunicado explicando que tras una reunión con el presidente del club, el coordinador general de Alcaldía, Luis Cueto, se acordó que se iba a depurar el censo de la asociación.

Se han dado cita para estudiar de qué forma se puede hacer este proceso sin vulnerar las normas de protección de datos. Por el momento, la asociación ha cerrado su web mientras desarrolla un sistema de mayor seguridad. La asociación estima que el 99,5% de los inscritos son correctos y que no ha habido mala intención por parte del resto. El club asegura que serán escasas decenas sobre todo de menores.

Pista verde de Hípica del Club de Campo Villa de Madrid.
Pista verde de Hípica del Club de Campo Villa de Madrid.

Dentro de la asociación de abonados, que cuenta con más de 1.000 asociados, esta situación se ve como un intento de deslegitimar y desprestigiar la labor que están haciendo. Esta asociación surgió en la anterior legislatura, al margen de la política y los partidos, para defender los intereses del abonado. Por ejemplo, en la campaña electoral criticaron la promesa de la entonces candidata Manuela Carmena de convertir el club en una granja escuela municipal con animales. Remarcan que son ellos con sus aportaciones los que sostienen económicamente el club.

Otras críticas

La labor del nuevo gestor en la era de Ahora Madrid también está siendo contestada por muchas otras razones. Desde las redes sociales se critica que se haya contratado a empresas con las que había trabajado el gestor años atrás o que haya implementado un programa calcado del que elaboró en su etapa en la universidad Carlos III.

Desde la gerencia restan importancia a estas críticas que se hacen desde cuentas anónimas y defienden que el gestor ha sido elegido para aplicar su trabajo previo en la gestión pública, "no puede hacerse una lobotomía", y que es normal que se anime a participar a antiguos colaboradores en concursos públicos que como son públicos puede presentarse cualquiera. "Si hay irregularidades, esperamos que acudan a los tribunales, el intento de manchar la imagen del club metiéndose en la esfera personal de la gente es muy duro", zanjan.

Lo último en España