BBVA espera una desaceleración en Cataluña de siete décimas en el crecimiento de 2018

empresas cataluña
Manifestación con bandera independentista en Cataluña (Foto. Getty)

Cataluña registrará el menor crecimiento de España en 2018, ya que su PIB se elevará un 2,1%, siete décimas menos de lo que habría registrado en un escenario sin tensiones y por debajo del crecimiento español (+2,5%), mientras que otras siete comunidades autónomas (Canarias, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Galicia, Madrid, Navarra y País Vasco) crecerán por encima de la media nacional.

Así se desprende del Observatorio Regional de BBVA Research, publicado este jueves, que señala que España seguirá creciendo en 2018, pero lo hará a un ritmo menor del esperado, del 2,5%, tres décimas menos de lo que preveía en julio, debido al agotamiento de los vientos de cola, el estancamiento en el crecimiento del turismo, los ataques terroristas que sufrieron Barcelona y Cambrils en agosto, y el incremento de la incertidumbre relacionada con el entorno político en Cataluña.

En detalle, estima que ocho regiones cerrarán 2018 por encima de la media nacional: Baleares (+3%), Canarias (+2,9%), Castilla y León (+2,6%), Castilla-La Mancha (+2,7%), Galicia (+2,6%), Madrid (+2,7%), Navarra (+2,8%) y País Vasco (+2,9%); mientras que Andalucía, Murcia y La Rioja crecerán un 2,5%, en línea con la media nacional prevista por BBVA Research.

Por debajo de la media crecerán Aragón (+2,4%), Asturias (+2,3%), Cantabria (+2,4%), Extremadura (+2,4%), Comunidad Valenciana (+2,4%) y Cataluña (+2,1%), que será la región que menos crecerá el año que viene.

En cuanto al empleo, BBVA Research estima que España reducirá su tasa de paro al 16,2% este año y al 14,9% en 2018, con un crecimiento del empleo del 2,8% y el 2,4% en cada ejercicio. Para Cataluña pronostica un paro del 12,5% y el 11,1%, respectivamente, acompañados de un repunte del empleo del 2,8% y el 2,3% en cada caso.

Según BBVA Research, los indicadores que miden la incertidumbre alcanzaron en Cataluña, especialmente en la primera parte del mes de octubre, niveles por encima de los observados en octubre de 2016. Sin embargo, los niveles de tensión "parecen haber disminuido, lo que limitaría el impacto".

No obstante, advierte de que esta incertidumbre se podría trasladar negativamente a las decisiones de gasto de los consumidores y las empresas. Así, estima que Cataluña crecerá un 2,1% en 2018 en el escenario más probable, lo que supone siete décimas menos de lo que se habría observado en un escenario sin tensiones y por debajo del crecimiento español.

Además, el menor crecimiento de la demanda interna catalana podría tener impacto en aquellas regiones y empresas con mayores lazos comerciales, como la Comunidad Valenciana, Aragón o La Rioja. Sin embargo, otros condicionantes afectan también a las previsiones de crecimiento de estas regiones.

Lo último en Economía