Amor (ATA): «Ser autónomo puede convertirse en una profesión de riesgo extremo a partir del 2023»

Ver vídeo

El presidente de la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA)Lorenzo Amor, lamenta en OKDIARIO la postura del Gobierno ante la reforma del régimen de cotización de los autónomos, ya que “si el sistema actual es injusto, el que nos están planteando es más injusto todavía”. “Ser autónomo puede convertirse en una profesión de riesgo extremo a partir del año 2023”, avisa.

En su opinión, se pretende que “facturemos como asalariados, pero con derechos de autónomos” dentro de una operación que persigue recaudar en lugar de apostar por una tributación justa. Además, se vuelve a confundir, en el cálculo de las cuotas, los ingresos con los rendimientos netos reales, lo que verdaderamente gana un autónomo.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, los agentes sociales y las organizaciones de autónomos siguen reuniéndose para retomar la negociación para aprobar un nuevo sistema de cotizaciones, con el fin de que los trabajadores por cuenta propia cuenten con cuotas diferentes en función de sus ingresos reales.

El departamento de José Luis Escrivá presentó el 13 de enero en la mesa de diálogo su propuesta de cotización por ingresos reales, que fija las cuotas en trece tramos distintos. Los tramos propuestos, que entrarían en vigor en 2023 si se aprueba la propuesta, comienza con una cuota para los que tengan rendimientos mensuales inferiores a 600 euros y terminan con un último tramo para los que tengan rendimientos superiores a 4.050 euros al mes.

De esta forma, entre 2013 y 2031 las cuotas para el primer tramo se irán reduciendo hasta alcanzar los 183,6 euros. Para aquellos autónomos con ingresos entre 600 y 900 euros, es decir, para el segundo tramo, se reducirá hasta los 244,8 euros; mientras que para aquellos que ganen entre 900 y 1.225,9 euros, que se encuadran en el tercer tramo, se mantiene en los 293,94. También se mantendrá en 351,9 euros las cuotas en el cuarto tramo.

A partir de los siguientes tramos las cuotas se incrementan cada ejercicio, hasta alcanzar los 1.266,66 euros para aquellos con beneficios superiores a los 4.050 euros.

En opinión de Lorenzo Amor, las negociaciones están en su punto de partida y son necesarias muchas mejoras en el documento planteado para llegar a un consenso, como sucedió con la reforma laboral, lo que supondrá que se desarrollen hasta junio.

Además, está previsto que la Agencia Tributaria presente otro modelo sobre las cuotas, si bien “desconoce cuáles son los ingresos reales de los autónomos”, por lo que vaticina un largo periodo de intercambio de posturas y de actualización de datos dentro de la elaboración de unas medidas de “afán recaudatorio”.

“Se estima que a 1.800.000 autónomos se les va a subir la cotización un 40% en los dos próximos años, mientras que a 1.400.000 de los trabajadores por cuenta propia quieren bajarles un 10% la cotización. Es decir, un 5% por año”. “Esto tiene afán recaudatorio, puesto que se recaudaría un 20% más al año, unos 2.000 millones de euros”.

PREGUNTA.- ¿Cómo ve ATA la propuesta de Escrivá? ¿Qué aspectos deben ser reformados?

RESPUESTA.- “Es un planteamiento que indiscutiblemente nosotros no aceptamos”. “Todavía tenemos que seguir viendo qué nos plantea la Agencia Tributaria. Qué entiende por los llamados ingresos reales. Seguimos teniendo nuestras dudas. Así nos lo ha trasladado también la Agencia Tributaria, que va a hacer una propuesta adicional sobre determinados aspectos”.

P.- Los autónomos están intentando superar los efectos de la pandemia en sus actividades, a lo que se suma la subida de muchos gastos e impuesto. Y ahora esta negociación…

R.- “Además, a partir de abril muchos autónomos, casi 900.000, tienen que empezar a devolver los créditos ICO. La mayoría de ellos a cuatro años. ¿Cómo se va a poner ahora un sistema de cotización que le supone subir la cuota un 20 por ciento el año que viene?” ¿Y un 20 por ciento en el año 2024?. ¿Un 40 por ciento?  ¿Quién puede aguantar eso? Teniendo los problemas de los precios energéticos, teniendo los problemas de los costes laborales”.

“Quieren que facturemos como asalariados, pero con derechos de autónomos. Y lo primero que hay que señalar es que un asalariado sólo paga prácticamente un 7 por ciento de cotización. Sin embargo, el autónomo, con lo que ha diseñado el ministerio, pagaría entre un 31% y más de un 40%”. “Por cierto, prácticamente el doble de lo que pagan en los países de nuestro entorno”.

Sin embargo, “hay que reconocer que la protección social en España es mayor que en esos países. Pero cuidado. Esas cotizaciones tan elevadas los primeros años puede ser una traba para los jóvenes”. Además, “el problema es que no hablamos solamente de un autónomo. No solamente paga su seguridad social, también tiene que pagar la de sus trabajadores, y también tiene que pagar el IRPF, y tiene que pagar tasas”.

“El problema es que cada vez estamos estrechando más. Ser autónomo puede convertirse en una profesión de riesgo extremo a partir del año 2023”. “Quieren que coticemos como asalariados, pero con derechos de autónomo”. Aunque “un autónomo no tenga derecho a vacaciones”, o “uno de cada tres autónomos sufra cada año morosidad”. “¿Van a pagar la Seguridad Social o la morosidad de los autónomos?”.

P.- ¿El autónomo sigue tributando en algunos casos antes de cobrar?.

R.- “Siempre nos hemos quejado de que pagamos el IVA antes de cobrar la factura. Nos podemos encontrar con que paguemos la cotización sin haber cobrado la totalidad de la factura”

Además, no se puede olvidar que, “en este país, ser autónomo o empresario no es garantía de éxito. Desgraciadamente, muchos fracasan, mientras los trabajadores siempre cobran. Tienen su indemnización. Cuando un autónomo o un empresario cierre. ¿Van a garantizar una indemnización?¿También la seguridad social del autónomo que tenga que cerrar?”.

“En cuanto a la diferencia entre ingresos reales y rendimientos netos”, “hablemos, por ejemplo, de dos fotógrafos. Uno de ellos no tiene estudio y otro tiene un estudio en su casa”. “El fotógrafo que tiene el estudio en la calle, que trabaja 11 horas diarias y que factura 40.000 euros, paga la mitad que el otro fotógrafo que también trabaja 11 horas diarias y que factura 40.000 euros”. “¿Por qué?. Porque el que tiene el local va a poder deducirse todos los gastos del local. Sin embargo, el que trabaja en su casa no le permite la Agencia Tributaria ni deducirse internet”.

Tras analizar situaciones parecidas por las diferentes tributaciones entre los autónomos físicos o autónomos societarios, considera “sangrante” cómo se contempla en el borrador la relación entre los autónomos y la protección del salario mínimo profesional.

“Lo digo claramente. Hay aquí una realidad. El autónomo y el asalariado tienen derecho a la misma pensión mínima. Sin embargo, hay una diferencia, y un asalariado tiene una cotización mínima superior que un autónomo”. “El asalariado cotiza por el SMI y el autónomo tiene una cotización de 965 euros. Por aquí hay que empezar”.

“Una de las cosas por la que hay que hacer es intentar acercar en los próximos cinco años la base mínima de cotización al salario mínimo”. ”Si tenemos los mismos derechos, la pensión mínima, tenemos que tener la misma cotización mínima”.

 

Lo último en Economía

Últimas noticias