Sigue el escándalo en la RFFM

Irregularidades y adjudicaciones a dedo en la nueva sede de la Federación de Fútbol de Madrid

Irregularidades y adjudicaciones a dedo en la nueva sede de la Federación de Fútbol de Madrid
La sede de la Federación Madrileña en Cotorruelo.

Tras el escándalo de las reuniones de la Real Federación de Fútbol de Madrid, un nuevo suceso tumultuoso sacude al organismo presidido por Paco Díez. La nueva sede del organismo está salpicada por diversas irregularidades y adjudicaciones a dedo que comprometen a su presidente Paco Díez y, al vicepresidente económico y tesorero, Antonio Santos.

Según ha podido saber OKDIARIO, éste último dirigente, que organizó 360 reuniones en dos meses en 2017 para cobrar 36.923 euros en dietas, se habría aprovechado de las obras de acondicionamiento de Ernesto Cotorruelo como nueva sede provisionalde la Real Federación de Fútbol de Madrid para hacer negocios a través de empresas con las que guardó una estrecha vinculación.

Sólo así se explica que diversas empresas con conexiones con Antonio Santos fuesen contratadas a dedo por la Real Federación de Fútbol de Madrid y sin que se produjera concurso público. Una de ellas fue la constructora Tebasa, donde el alto cargo aparece como Administrador Único de una de sus empresas filiales, Grupo Tallelec, hasta el 19 de junio de 2018.

Tallelec SL, que estuvo en concurso de acreedores desde 2014, y en la que Santos cesa como administrador en junio de 2018,fue absorbida por Grupo Tallelec. Tebasa, la matriz de Grupo Tallelec, fue contratada a dedo por Díez y su directiva para llevar a cabo los trabajos de acondicionamiento de E. Cotorruelo.

En medio de todo este entramado de empresas, emerge con fuerza el nombre de Excellentia Management & Development SLotra empresa donde el vicepresidente Antonio Santos aparece actualmente como administrador solidario desde el 8 de junio de 2018. No parece mera coincidencia que tanto Tallelec como Excellentia tuviesen su sede en la localidad madrileña de Colmenar Viejo. Tebasa también posee allí sus almacenes centrales.

Por otro lado, Félix Pintor Infante, socio de empresas donde ha estado antes Santos, es ahora responsable del departamento financiero-contable de la RFFM. Un hecho muy grave, ya que todo el control económico y financiero de la RFFM depende de dos personas amigas y socios en el pasado.

A la compañía Tebasa se le adjudicó a dedo la obra civil de la plataforma para acoger las nuevas oficinas y, anteriormente, la sustitución de la cubierta de uralita de la grada del campo, con el fin de acometerla a partir de octubre de 2018. Un contrato del que nadie sabe nada, pero que por la parte corta, supone un coste de 200.000 euros en adelante.

A través de todas estas triquiñuelas, Santos intervino para que a la empresa Normetal –la única que ganó un concurso público y que se encargó de la fabricación e instalación de los módulos prefabricados donde actualmente se ubica la sede de la Federación–se arrebatase la instalación eléctrica adjudicándola presuntamente a ExcellentiaManagement & Development SL, otra empresa controlada por el vicepresidente, por una cantidad desconocida.

Todo sin licencia y carísimo

La actual sede de la RFFM, según ha podido saber OKDIARIO, no cuenta con un plan de protección, ni licencia municipal para las oficinas y el nuevo bar que tienen allí montado. Aunque el problema principal no es que se hayan hecho obras sin licencias, sino que a la hora de pedir las correspondientes licencia de obra para los terrenos de E. Cotorruelo, propiedad de la Comunidad de Madrid, puede que haya habido una infracción muy grave de las normas urbanísticas.

En la actual obra, la RFFM alude que no tiene que solicitar licitación por el carácter provisional de la misma y porque durará un máximo de dos años. Eso sí, según ha podido saber OKDIARIO, el montante ya gastado en hacer la sede provisional ha superado el millón de euros de gastos y nadie se atreve a decir si este ha sido un buen negocio para la Federación, teniendo en cuenta que el presupuesto máximo aprobado por la Asamblea General para la construcción de una nueva sede definitiva está limitado a 2,5 millones.

Los asambleístas, además, quieren que los responsables asuman las consecuencias de haber ejecutado una obra provisional importante en nombre y representación de la RFFM, sin previa consulta y autorización de la Asamblea, y realizarlas ilegalmente sin las correspondientes licencias, en un entorno donde más de 400 niños y niñas entrenan y juegan, con el consiguiente riesgo. Como ejemplo, los jóvenes pertenecientes a la Escuela del Atlético de Madrid, puesto que la RFFM les tiene alquiladas dichas instalaciones.

Desbandada en la Junta Directiva

Cada vez son más las voces en el fútbol madrileño que piden la dimisión de Díez por estos acontecimientos y que se convoquen unas elecciones a la mayor celeridad posibles. Varios miembros han abandonado esta Junta Directiva por culpa de sus malas artes y la sospecha de que la Fiscalía Anticorrupción podría abrir una investigación muy pronto.

No en vano, la propia RFEF no pierde de la situación tras enviar el pasado jueves a varios observadores a la Asamblea y pudieron palpar la tensa situación que se vive. El organismo encabezado por Luis Rubiales se mantiene en contacto con UEFA y FIFA para estudiar la posible apertura de un expediente para que la directiva, con Díez y Santos a la cabeza, acaben fuera de la RFFM.

Un miembro de la Junta, tras el escándalo de las dietas y verse en una situación incómoda en la Asamblea, se puso en contacto con OKDIARIO para dejar claro que “no tengo nada que ver con lo ocurrido porque esto son cosas de Paco y de Santos”. La Federación de Fútbol de Madrid tiene que dar explicaciones ante unos hechos tan flagrantes.

Últimas noticias