La palabra en forma de poesía y música tomará el WiZink Center de la mano de Elvira Sastre y Andrés Suárez

Lo suyo es una historia de amor por la palabra y su proyecto, un malabar del destino de unión poética y musical. ‘Desordenados’, el trabajo que Andrés Suárez y Elvira Sastre presentan como “espectáculo único”, es el paso más allá del desnudo emocional al que nos tienen acostumbrados ambos artistas. El cantautor y la poeta fusionarán sus obras para crear una nueva en la que los poemas de Elvira inspiran las notas de Andrés y los acordes del gallego alimentan las palabras de la segoviana. Pero sin seguir una pauta. “Y esto es lo que lo convierte en especial y único. El final de los versos de un poema de Elvira pueden ser el inicio de una canción mía que acabará con otro fragmento de otro poema”, señala el cantautor. Un ‘caos genial’ con el que piensan emocionar al público. “Queremos que la gente se vaya con una sonrisa o una lágrima u ojalá con las dos cosas”, expresan.

Y no van desencaminados. La cita prevista para el 21 de noviembre en el WiZink Center de Madrid, cuyas entradas ya están a la venta, ya ha tenido una pequeña ‘precuela’ en el futuro escenario donde la emoción fue, sin duda, el sentimiento protagonista entre los 300 afortunados que pudieron deleitarse con el espectáculo.

Andrés Su´rez y elevira Sánchez en el WiZink Center.

Ya su unión profesional tiene mucho de destino. Ambos se conocían y admiraban como artistas en la distancia. Elvira acudía a los conciertos de Andrés y se inspiraba con sus canciones para componer algunos de sus poemas. Pero no fue hasta que Andrés topó con un libro de Elvira cuando comenzó la magia que les llevaría irremediablemente a conocerse. “Alguien, no recuerdo quién y me encantaría rendirle homenaje, puso en mis manos un libro de Elvira y en el momento de leerlo me emocioné de tal manera que la busqué”, explica el cantautor. “Yo hice ‘Desordenada Elvira’, con versos sueltos de ella y se la canté. Luego ella hizo ‘Desordenado Andrés’. Nos gustó mucho el resultado y pensamos que por qué no llevarlo a un público más grande”, relatan.

El trabajo, todavía en elaboración y hasta el día del estreno, no tendrá disco, ni libro, ni gira. "Al menos por el momento", aseguran. Sus autores, inmersos en la actualidad a su vez en sus propios proyectos individuales, han preferido que este cóctel molotov de sentimientos se focalice en un único día: el 21 de noviembre y luego… "ya se verá", aventuran.

Lo último en Cultura