Audiencia Nacional

Las últimas imágenes de Javier Biosca, empresario acusado de estafa con criptomonedas, antes de morir

Ver vídeo
×

Este artículo de OkSalud ha sido verificado para garantizar la mayor precisión y veracidad posible: se incluyen, en su mayoría, estudios médicos, enlaces a medios acreditados en la temática y se menciona a instituciones académicas de investigación. Todo el contenido de OkSalud está revisado pero, si consideras que es dudoso, inexacto u obsoleto, puedes contactarnos para poder realizar las posibles modificaciones pertinentes.

Las del vídeo que acompaña esta noticia son las últimas imágenes del empresario Javier Biosca, investigado por una estafa masiva por la Audiencia Nacional, grabadas antes de su muerte. Ese día, el empresario salía de la cárcel de Málaga acompañado de su abogado, Francisco Miranda, y fuera le esperaba su mujer Paloma. Este martes, presuntamente se arrojó al vacío desde un quinto piso en la localidad malagueña de Estepona desde la habitación de un hotel en presencia de testigos. Biosca estaba acusado de un presunto fraude de 815 millones de euros a inversores en criptomonedas realizado con su empresa Algorithms.

El empresario y broker Javier Biosca había ingresado en prisión en junio de 2021 a petición de las acusaciones particulares y permaneció en la cárcel hasta marzo de 2022 cuando depositó una fianza de un millón de euros en la sala penal sección 3 de la Audiencia Nacional, donde el juez Alejandro Abascal consideró que aunque el empresario estaba investigado por un delito continuado de estafa y blanqueo de capitales, apropiación indebida, falsedad en documento público, blanqueo de capitales y organización criminal, el aval de un millón de euros era suficiente para salir de prisión.

Pero el avalista del millón de euros comprobó que Biosca había sacado algunos muebles de su domicilio y retiró el aval ante el Juzgado de Instrucción número 1 de la Audiencia Nacional, que lo volvió a mandar a la cárcel. Pero unos días después, a finales de junio, Biosca dejaba definitivamente la cárcel tras presentar un nuevo aval, en este caso a nombre de la empresa Strong Project y con el informe favorable de la Fiscalía. Entonces a Biosca se le retiró el pasaporte y debía presentarse en un Juzgado los días 1 y 15 de cada mes.

Además de Javier Biosca en la misma causa están acusados su esposa, Paloma Gallardo Leal y su hijo mayor, Sergio Biosca Gallardo, además de la persona jurídica Algorithms Group LTD, empresa que usaba Biosca para la captación de fondos y con la que presuntamente cometió los delitos de los que era acusado.

De acuerdo con las acusaciones particulares Biosca dejó de pagar intereses a sus inversores a partir de los primeros meses de 2020, y esto provocó las primeras denuncias. Biosca comenzó con su negocio de criptomonedas a mediados de 2019 y ofrecía un beneficio semanal del 20% o el 25% del capital invertido. En 2020 lo bajó al 8% y al 10%, en cualquier caso ofrecía un interés muy superior al de cualquier banco.  

Una de las asociaciones de afectados más importante, la Asociación de Afectados por Inversiones en Criptomonedas, representada por Zaballos Abogados, emitió ayer mismo un comunicado a sus representados, explicando que «hemos tenido conocimiento de que varias personas se encontrarían presentes en el momento del trágico acontecimiento, por lo que hemos presentado un escrito en la Audiencia Nacional solicitando que se investiguen las causas de la muerte».

Los afectados también pidieron que «se investiguen las circunstancias de la muerte de don Javier Biosca, con la correspondiente realización de la autopsia y la declaración de las personas que habrían estado presentes. De tal forma que se aclare si efectivamente se ha tratado de un suicidio y bajo qué circunstancias se ha producido el mismo. También hemos pedido que no se proceda a sepelio o incineración hasta que se esclarezca el fallecimiento por el médico forense».

Su mujer e hijo

En cualquier caso el procedimiento sigue adelante contra la esposa de Biosca y su hijo mayor, Sergio, aunque «somos conscientes de que esto supone una dificultad en cuanto a la investigación de los delitos que se le imputaban al señor Biosca, pero al mismo tiempo confiamos en que la familia sigue en posesión de los activos y no cederemos en el esfuerzo de que ustedes recuperen el dinero que les ha sido estafado por el fallecido Sr. Biosca y sus colaboradores».

La abogada Emilia Zaballos que representa a centenares de afectados explicó a OKDIARIO que ahora «estamos estudiando la mejor manera de continuar con el procedimiento».

Desde 2010 hasta 2019, que empezó con el negocio de las criptomonedas, Javier Biosca trabajaba en TuSeoySem, una empresa dedicada al marketing online desde Fuensalida, un municipio de Toledo de 11.655 habitantes y a 70 kilómetros de la ciudad de Madrid.  Cuando empezó su negocio dedicado a las inversiones en criptomonedas, especialmente en bitcoin, se presentaba como broker, pese a no constar su inscripción en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) como tal. Pero las cosas le iban tan bien entonces que en el año 2020 alquiló en la localidad malagueña de Marbella una mansión donde se trasladó con su familia. El alquiler le costaba 15.000 euros mensuales y pagó un año por adelantado.

Lo último en Sucesos

Últimas noticias