España ha realizado más de 100.000 trasplantes de órganos

TRANSPLANTE PLAY
TRANSPLANTE PLAY

La cifra de trasplante de órganos en España supera ya los 100.000. Fue a principios de mes, en el Hospital Doctor Peset de Valencia, cuando un trasplante de riñón cubrió esta cifra. Este dato se refleja directamente con «el número de personas que ha encontrado una nueva oportunidad«, indica Rafael Matesanz, director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT)

Pero la cifra no se ha quedado estancada. Desde ese trasplante de riñón, en España se han realizado 116 trasplantes más. De este modo, hasta el 15 de febrero, y desde que se llevó a cabo el primero en 1965, se han realizado un total de 100.116 trasplantes de órganos en el territorio nacional, de los cuales casi 3.700 se corresponden con intervenciones realizadas a niños.

En cuanto a su distribución por órganos, 62.967 han sido renales, 23.881 hepáticos, 7.616 cardíacos, 3.824 pulmonares, 1.703 pancreáticos y 125 intestinales. A estos hay que sumar los más de 400.000 trasplantes de tejidos y de células realizados, y que elevan a más de medio millón las personas que se han beneficiado del sistema español de trasplantes.

Actualmente, España el país donde los pacientes que necesitan trasplantes de órganos tienen más posibilidades de recibir uno con una cifra de 39,7 donantes por cada millón de habitantes. Aunque el objetivo marcado para 2020 es alcanzar los 40 donantes por millón de habitantes y practicar 5.000 trasplantes al año. 200 más de los que se realizaron en el pasado año.

En cuanto al tiempo medio que tiene que esperar un español para ser trasplantado varía según el órgano necesitado. En el caso del pulmón la espera suele ser de entre 5 y 6 meses; en el del corazón de 3 meses; en el del hígado de entre 4 y 5 meses; en el de riñón de entre 15 y 18 meses; y en el de páncreas de entre 9 y 10 meses.

El aumento de donaciones se debe al incremento de la cifra de donantes a corazón parado: personas que se encuentran en muerte cerebral y a quienes todavía les late el corazón, asistidos por una máquina, pero cuya situación es irreversible.

Estos donantes, junto con los de parada cardíaca, que no han llegado a la muerte cerebral pero sin posibilidades médicas de recuperación, son los que han propiciado el aumento de trasplantes de órganos en España. Suele tratarse de pacientes de entre 70 y 90 años que con la colaboración de sus familiares, en el caso de que los fallecidos no hayan especificado nada en vida, regalan una segunda oportunidad a aquellos que la necesitan.

El sistema español de trasplantes está integrado por una red de 186 hospitales autorizados para la donación de órganos y 43 para la realización de trasplantes, distribuidos por todas las comunidades autónomas. 10 de ellos cuentan con algún programa de trasplante infantil.

Lo último en Sociedad

Últimas noticias