CUANDO ERA DIRECTOR DE 'INTERVIÚ'

Villarejo declara al juez que fue el actual vicedircom de Sánchez quien le entregó el chat de Iglesias y Podemos

El comisario José Villarejo ha declarado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón que el entonces director de la revista Interviú, Alberto Pozas, le entregó en 2016 un pen drive con el contenido del teléfono móvil de Dina Bousselham, que era la asistente del líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su etapa como diputado en el Parlamento europeo.

Desde junio de 2018, Alberto Pozas es director general de Información Nacional en el Palacio de La Moncloa, a las órdenes del secretario de Estado de Comunicación Miguel Ángel Oliver. Es decir, actualmente Pozas es el número 2 del gabinete de prensa del Gobierno, el vicedircom del presidente Pedro Sánchez.

En el interior del pen drive que Alberto Pozas entregó al comisario Villarejo había, presuntamente, varios chats de la cúpula de Podemos. Entre ellos, el que OKDIARIO publicó en julio de 2016, en el que Pablo Iglesias afirmaba sobre la periodista Mariló Montero: “La azotaría hasta que sangrase“.

El juez García Castellón ha abierto una pieza separada en el sumario del caso Tándem tras hallar, entre la documentación intervenida en la vivienda de Villarejo, un dispositivo electrónico con el contenido de la memoria del teléfono de Dina Bousselham, quien hoy forma parte de la dirección de Podemos en Madrid.

Villarejo declara ante el juez

El juez tomó declaración el miércoles a Pablo Iglesias como perjudicado en esta pieza separada, la número 10 denominada Dina, tras tener conocimiento de que su asesora había denunciado el robo del teléfono móvil en 2016.

El comisario Villarejo ha comparecido esta mañana ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, tras anunciar que está dispuesto a revelar nuevos datos sobre la organización de los atentados del 11-M.

Los fiscales Anticorrupción Miguel Serrano e Ignacio Stampa han aprovechado para preguntar a Villarejo por qué había en su casa datos del teléfono móvil robado en 2016 a la asesora de Pablo Iglesias.

Según las fuentes consultas por OKDIARIO, el comisario ha negado que tuviera cualquier implicación o conocimiento del robo del teléfono móvil. Y ha expuesto que fue el entonces director de Intervíu, Alberto Pozas, quien le entregó en 2016 un pen drive con el contenido del teléfono móvil.

Un robo por despecho o venganza

Villarejo conservó este dispositivo por considerar que podía arrojar datos de interés para la investigación en la que participaba, en aquellos momentos, sobre la financiación que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha recibido de las dictaduras de Venezuela e Irán.

Según su versión, una persona próxima a Pablo Iglesias y Dina Bousselham habría sustraído la tarjeta de memoria del teléfono móvil, movida por recelos personales o ánimo de venganza, y se la entregó a un periodista de la revista Intervíu. Esta revista habría comprado el material, sin saber que procedía de un supuesto robo, pero luego decidió no publicarlo para evitar dañar la imagen de Podemos.

Esta versión de los hechos, ofrecida por Villarejo ante el juez, coincide con la noticia publicada este jueves en El Confidencial, que atribuye los hechos a un robo perpetrado por una persona próxima a Iglesias, “movida probablemente por un ánimo de venganza”. En cambio, Podemos ha aprovechado la investigación judicial para hablar de “una trama criminal que vincula a policías corruptos, a medios de comunicación y a grandes empresarios”.

Varios medios de comunicación –entre ellos, la revista digital Vanitatis– señalaron en marzo de 2015 a Dina Bousselham como la nueva compañera sentimental de Pablo Iglesias, tras su ruptura con Tania Sánchez. La jefa de prensa de Pablo Iglesias, Laura Casielles, presionó entonces a los directores y altos cargos de cinco periódicos para evitar que publicaran la noticia.

Presionó a varios periódicos

OKDIARIO dio a conocer en julio de 2016 el informe en el que Casielles informaba a Pablo Iglesias sobre las gestiones que había realizado ante altos responsables de La Vanguardia (Iglesias telefoneó personalmente a Enric Juliana), El Economista, el diario Qué!, el portal de televisión Ecoteuve y el periódico El Comercio de Asturias, para pedirles que silenciaran la noticia del supuesto romance del líder de Podemos.

Tras la comparecencia de Villarejo ante el juez, su abogado, Antonio García Cabrera, ha explicado a los medios de comunicación que el comisario “no ha hecho ningún robo de ningún material”, de “ningún documento ni de ese pen drive ni de nada”.

Y ha añadido que José Villarejo “no ha revelado ninguna información privada del señor Pablo Iglesias” y tampoco “ha participado en ninguna campaña” contra él, informa Europa Press. “Deberían preguntarse de dónde salió ese pen drive y cómo se vehiculizó (sic) ese pen drive”, ha recalcado el letrado.

Últimas noticias