Tel Aviv acusa a la UE de «boicot» por una norma comunitaria sobre el etiquetado de productos ‘Made in Israel’

Los 28 etiquetarán los productos procedentes de los asentamientos en Cisjordania, Jerusalén Oriental y el Golán

A partir de ahora, los bienes agrícolas y cosméticos producidos en Jerusalén Oriental, Cisjordania y los Altos del Golán que se vendan en la Unión Europea no podrán ser etiquetados como Made in Israel. La Unión Europea ha aprobado este miércoles unas directrices que obligan a incluir en su etiquetado la procedencia concreta para su comercialización en el territorio de los 28. Bruselas niega que se trate de una medida de boicot al Estado judío, pero desde la Organización de Liberación de Palestina (OLP) lo celebran como tal.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis dicho desde Bruselas que "la UE no apoya de ninguna manera un boicot o sanciones contra Israel". Se trata, según sus palabras, de una "cuestión técnica" y no de un "posicionamiento político". Sin embargo, el secretario general de la OLP, Saeb Erekat, ha afirmado que se trata de un "movimiento significativo hacia un boicot total para los asentamientos israelíes.

Erekat ha destacado que, "una vez más", la UE ha pasado de las declaraciones a las "decisiones políticas concretas".

Según las nuevas normas europeas, los productos agrícolas como frutas y verduras, así como los cosméticos, deberán indicar el origen de forma obligatoria. En el caso de los productos industriales, incluidos los alimentos procesados, los productores o empresas importadoras o distribuidoras podrán hacerlo de forma voluntaria.

En el caso de los productos donde el etiquetado de origen no es obligatorio, los Estados miembros podrán obligar a indicarlo si evalúan que "el consumidor medio en el país puede tomar una decisión de transacción, que sería diferente si hubiera conocido esta información" en virtud del principio conocido como ‘engaño por omisión’.

Esta última voluntariedad contrasta con uno de los argumentos dados por Bruselas para justificar la nueva normativa.  La Comisión argumenta que ha tenido que incluir esta "medida técnica" después de que Gran Bretaña, Bélgica y Dinamarca ya hubieran impuesto etiquetas especiales por su cuenta y la UE necesitara simplificar el marco regulatorio en los 28 miembros.

Israel suspende reuniones con la UE

El Gobierno de Israel coincide con la dirección de la OLP en considerar que la UE ha tomado una medida de "boicot" al Estado judío. El Ejecutivo de Jerusalén ha respondido a la la nueva normativa comunitaria anunciado este miércoles que suspende una serie de encuentros bilaterales programados con la Unión Europea.

El Ministerio israelí de Asuntos Exteriores convocó al embajador de la UE en Tel Aviv, Lars Faaborg-Andersen, para expresarle el malestar por la iniciativa y le comunicó "la suspensión del diálogo político con la UE en varios foros establecidos en las próximas semanas", informó en un comunicado el portavoz de Exteriores, Emmanuel Nahson.

Antes de conocerse el anuncio de Bruselas, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya había criticado con dureza la directiva de la UE, que tachó de "hipócrita y de doble rasero" ya que sólo Israel "y no otros 200 conflictos en el mundo" son objeto de una medida similar.

"La UE debería avergonzarse", sentenció Netanyahu en su nota, en la que afirmó que Israel "no está preparado para aceptar el hecho de que Europa etiquete a la parte que está siendo atacada por el terrorismo". El primer ministro israelí dijo que la economía de su país "soportará" las consecuencias de la medida, pero que "los que serán dañados son los palestinos que trabajan en fábricas israelíes".

 

Lo último en Internacional

Últimas noticias