Plantas

Cómo podar una adelfa

Como podar una adelfa
Guía de pasos para podar una adelfa

Podar las adelfas es una de las acciones esenciales para este tipo de planta ya que suelen crecer demasiado y es necesario darles forma para que puedan crecer sin problemas.

Siendo una de las plantas más bellas que podemos tener en nuestro jardín o terraza, la adelfa es además fácil de cultivar, pero también has de saber que crecen rápidamente de modo que la poda se convierte en algo realmente esencial entre sus cuidados. Veamos a continuación, una guía de pasos en la que te explicamos Cómo podar una adelfa de forma correcta.

La adelfa puede tener flores de colores que van desde el blanco puro al rosa, pasando también por el rojo. Las adelfas crecen además rápidamente y, por lo tanto, deben podarse con frecuencia para controlarlas y no ensuciar demasiado el jardín. Si no sabes cómo hacerlo, descubre en esta guía cómo podar una adelfa .

Materiales

  • Escalera
  • Tijeras de podar
  • Camisa de manga larga
  • Guantes de jardinería
  • Gafas protectoras
  • Sombrero

Pasos para podar una adelfa

  1. Para podar una adelfa es esencial saber que la planta se puede dividir en tres tipos diferentes, lo que requiere 3 podas diferentes y diferentes tratamientos. La adelfa crece bastante rápido, por lo que son necesarias podas que contengan el desarrollo excesivo tanto en altura como en anchura, especialmente si se trata de un cultivo en una maceta.
  2. El corte de la adelfa obviamente también tiene un propósito estético, que  permita que la planta tenga una apariencia más armoniosa. Obviamente, como ya hemos anticipado en el anterior este paso, podemos decir que hay 3 tipos de esta planta. De hecho, en base al tipo de adelfa debemos adoptar el tipo de poda.
  3. El primer objetivo de la poda es adelgazar un crecimiento abundante de la adelfa, de modo que todas las ramas reciban luz y aire y, por lo tanto, se mantengan sanas y fuertes. La luz es necesaria para la formación de nuevos brotes y la circulación del aire evita su deterioro. La poda adecuada también debe eliminar las partes secas, revitalizando arbustos viejos o demasiado exuberantes.
  4. Por otro lado, dado que la adelfa es una planta venenosa y tiene una sustancia gelatinosa y pegajosa, es recomendable usar guantes, ropa de manga larga y sombreros para realizar la poda de sus ramas.
  5. Cuando la adelfa comience a florecer, puedes proceder con una poda masiva, destinada a contener el follaje y las ramas en expansión, especialmente en altura. Además, a través de este sistema, la adelfa será más compacta, manteniendo así una forma de arbusto visualmente muy agradable.
  6. Cuando hablamos de la primera poda para nuestra adelfa, es muy importante adelgazar la planta antes de embellecerla con la poda. Cuando hablamos de adelgazar cualquier planta, es importante eliminar todas aquellas ramas que, en cierto sentido, tienden a eliminar la formación y composición de la propia planta. De hecho, debemos tratar de eliminar con mucha delicadeza todas esas ramas y todos los excesos que encontraremos en la superficie.
  7. Gracias a una poda bien ejecutada, una planta de adelfa podrá resistir mejor las temperaturas más bajas, protegiéndose más eficazmente del frío. El corte de una rama debe realizarse inmediatamente por encima de la gema más alta que mire hacia el exterior de la planta. Corta la rama de tu adelfa con una tijera de podar y coloca la cuchilla de la misma en un ángulo de 45 °.
  8. Si encuentras que has cortado demasiado lejos del brote, acorta la rama nuevamente, de lo contrario la planta de adelfa desperdiciará energía. La mejor distancia, para podar la adelfa, es de unos 6 mm por encima del brote.
  9. La poda es muy importante para este tipo de planta ya que, en cualquier caso, una poda adecuada, como hemos dicho, tiende a hacer que esta especie viva o, más bien, resista a temperaturas muy bajas sin la consecuencia de que la planta pueda marchitarse o debilitarse.

Temas

Lo último en How To

Últimas noticias

. . . . . . . . .