Halloween

Cómo hacer una calabaza de Halloween

Las calabazas talladas son todo un clásico en Halloween

hacer una calabaza de Halloween
Las calabazas talladas son todo un clásico en Halloween

El último día de este mes es Halloween, una fiesta que cada año tiene más presencia en nuestro país y que, aunque no se podrán hacer grandes fiestas por el coronavirus, sin duda hay que preparar algo para pequeño para celebrarla. Hoy te mostramos cómo hacer una calabaza de Halloween, una actividad que sin duda resultará muy divertida, especialmente con niños, y que te servirá para después decorar la casa.

Estamos acostumbrados a ver Halloween en multitud de series y películas estadounidenses, una tradición que hace ya unos años que llegó a nuestro país, aunque aquí siempre hemos celebrado al día siguiente el Día de Todos los Santos para conmemorar a los difuntos.

¿Qué necesitas para tallar la calabaza?

  • Una calabaza (que pueda aguantarse colocada, es decir, que sea lisa por abajo)
  • Papel de periódico
  • Rotulador o marcador
  • Un cuchillo
  • Una cuchara o vaciador de patatas
  • Una vela pequeña
  • Un recipiente grande

Pasos para hacer una calabaza de Halloween

  1. Cubre con papel de periódico o un mantel de plástico la mesa o superficie en la que vas a tallar la calabaza para protegerla y que no se estropee.
  2. Coloca la calabaza sobre el papel o plástico y corta la parte superior con un cuchillo, como si fueras a hacer una tapa circular. Será la abertura por la que puedas extraer el contenido de la calabaza y vaciarla por completo. Puedes hacer el corte con otra forma si quieres un acabado más original, siempre teniendo en cuenta que la tapa la tendrás que volver a poner cuando acabes así que debe encajar.
  3. Una vez que terminas con la tapa llega el momento de vaciar el interior de la calabaza, lo cual debes hacer con el cuchillo y una cuchara grande, con la que irás sacando todo el contenido, dejando únicamente 2-3 cm de grosor en el borde. El relleno puedes guardarlo en un táper para hacer alguna receta con él.
  4. Ya con el interior vacío, con un rotulador negro debes marcar los rasgos faciales que va a tener tu calabaza de Halloween. Lo habitual es hacer los ojos, una nariz triangular (aunque no todo el mundo la hace) y una boca en zig zag con dientes en punta para que su aspecto sea terrorífico. En la boca puedes hacer también una sonrisa con un diente grande… ¡échale imaginación!.
  5. Una vez que tienes los rasgos faciales marcados, corta con el cuchillo o con un cúter, siguiendo bien las líneas de tu propio trazado para que quede lo mejor posible. Revisa los agujeros al hacerlos todos ya que quizás tengas que retirar algo del interior de la calabaza que se vea y quede feo.
  6. Revisa ahora todo el interior para retirar alguna hebra que haya podido quedar del contenido de la calabaza y dejarla perfecta.
  7. Si quieres darle un aspecto terrorífico, coloca en su interior una pequeña vela, enciéndela y verás lo bonita que queda en la oscuridad. Destapa de vez en cuando la calabaza para que la tapa no se queme, y no te vayas de casa ni a dormir dejando la vela encendida, por seguridad.

Lo último en How To

Últimas noticias