Juicio del 1-O

El Supremo quiere juzgar a los golpistas en "jornadas intensivas" de 9 de la mañana a 7 de la tarde

El Supremo quiere juzgar a los golpistas en «jornadas intensivas» de 9 de la mañana a 7 de la tarde
Fachada del Tribunal Supremo.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, presidida por el juez Manuel Marchena, prepara el calendario del juicio al 'procés' catalán que se hará oficial en los próximos días. El alto tribunal apuesta por un juicio oral de "jornadas intensivas" en sesiones de mañana y tarde, con señalamientos martes, miércoles y jueves. El inicio está previsto para el 5 de febrero.

El Tribunal Supremo notificará en los próximos días el calendario de sesiones con las que arrancará, el próximo mes de febrero, la fase de juicio oral al ‘procés’ catalán. Según confirman a OKDIARIO fuentes próximas al alto tribunal, la Sala de lo Penal que preside el juez Manuel Marchena, apuesta por organizar las vistas para la declaración de los líderes independentistas catalanes en “jornadas intensivas” de 9 de la mañana a 7 de la tarde, con dos breves recesos de 15 minutos por sesión y una hora para comer, durante 3 días por semana: martes, miércoles y jueves.

Con esta distribución temporal, el Supremo trata de garantizar de forma “asumible” para defensas, acusaciones y magistrados la “continuidad temporal” de las versiones que los políticos catalanes y todos los testigos que intervendrán ante el tribunal.

Tal y como avanzaba OKDIARIO, el comienzo del juicio se retrasará hasta la primera semana de febrero. De forma que, atendiendo a los plazos legales previstos, el próximo día 5 quedará fijado como fecha oficial de la macrocausa.

De 9 de la mañana a 7 de la tarde con dos breves recesos en cada sesión y una pausa de hora y media para comer

Antes, en la última semana de enero, tendrá que producirse el traslado de los políticos acusados por rebelión y sedición agravada con malversación de las cárceles catalanas de Lledoners y Puig de les Basses a centros penitenciarios madrileños para garantizar la proximidad de los procesados al tribunal encargado de juzgarles.

Soto del Real es la opción que baraja el Supremo para el ingreso del ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, la ex presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell, los ex presidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente; y, los ex consejeros Raül Romeva, Joaquín Foro, Dolores Bassa, Jordi Turull y Josep Rull, a su llegada a Madrid.

Esposados, de noche y bajo custodia de la Guardia Civil, en al menos 4 furgones celulares especialmente equipados con aseos propios, así recorrerán los nueve acusados los cerca de 600 kilómetros del trayecto. Como cualquier otro preso común “en condiciones que respeten su dignidad” y su derecho “a un proceso sin dilaciones indebidas” tal y como solicitaba el juez Marchena al Ministerio del Interior en un oficio remitido el pasado 10 de enero.

Testigos, pruebas y traductores

La Sala de lo Penal del Supremo trabaja en definir todas las cuestiones relativas al enjuiciamiento de ‘procés’ catalán que no han sido valoradas en las fases previas de la causa: práctica de las pruebas y admisión de los testigos propuestos por acusaciones y defensas, entre los que se encuentran el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la propia Casa Real y el fugado ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

También sobre la necesidad de que asistan al mismo los cinco observadores internacionales que solicitaba, esta misma semana, la defensa de Junqueras y Romeva. Petición a la que podría acceder el alto tribunal para minimizar las posibilidades de cualquier futuro recurso de los procesados ante la Justicia Europea.

Este último argumento respaldará, con toda probabilidad, la admisión de una traducción simultánea para aquellos acusados que, a través de sus abogados, ya han avanzado que declararán en catalán. 

Últimas noticias