Juicio a los golpistas catalanes

El juicio a los golpistas se retrasa al menos hasta principios de febrero

Tribunal supremo
El Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo se ha declarado competente para enjuiciar a los políticos separatistas catalanes. Los abogados defensores pueden presentar sus escritos de defensa hasta el 16 de enero a las 15:00 h. lo que retrasará el arranque de las sesiones a la primera semana de febrero

Una vez declarada su competencia para el enjuiciamiento del 1-O, la Sala de los Penal del Tribunal Supremo (TS) deberá pronunciarse sobre el comienzo del juicio oral que se retrasará hasta la primera semana del mes de febrero. Con toda probabilidad y atendiendo a los plazos legales, las sesiones arrancarán no antes del 4 de febrero, según apuntan fuentes jurídicas a OKDIARIO.

En el Auto emitido para rechazar todas las cuestiones previas planteadas por los abogados defensores, el alto tribunal les comunica que disponen, según lo previsto, de diez días hábiles, a contar desde hoy viernes 28 de diciembre, para presentar sus escritos de defensa. Lo que significa que, descontando sábados, domingos y festivos, podrán registrarlos, como máximo, el próximo día 16 de enero, a las 15:00 horas.

A partir de dicha fecha, la Sala de lo Penal del TS, presidida por el juez Marchena, tendrá que definir todas las cuestiones relativas al enjuiciamiento del ‘procés’ catalán que no han sido valoradas en las fases previas de la causa: práctica de las pruebas y admisión de los testigos propuestos por acusaciones y defensas, distribución de las sesiones y duración de las mismas, así como la admisión de la traducción simultánea de las declaraciones y los traslados de los políticos presos desde las cárceles catalanas.

El ex vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras; la ex presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell; los ex presidentes de la ANC y Ómnium Cultural, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, respectivamente; y, los ex consejeros Raül Romeva, Joaquim Forn, Dolores Bassa, Jordi Turull y Josep Rull, serán reubicados en centros penitenciarios madrileños -que en esta ocasión determinarán los propios magistrados- para garantizar la proximidad física de los mismos al tribunal que les juzga, durante el tiempo en que sea necesario para el procedimiento.

Desde el 16 de enero, fecha límite para presentar los escritos de defensa, el tribunal tendrá que citar testigos y cerrar calendario 

Sobre los testigos y debido al elevado número de ellos que han sido planteados por los abogados de acusación y defensas, Abogacía del Estado y Ministerio Fiscal –solamente la Fiscalía ha propuesto 256 testigos, en su mayoría policías y guardias civiles- la Sala de lo Penal del TS, concederá a las partes un plazo adicional de 3 días para que justifiquen, adecuada y detalladamente, el por qué es necesario que se cite a todos ellos para ser escuchados por el tribunal. Y ello antes de decidir sobre cuáles, finalmente, deberán aportar con sus testimonios datos relevantes para la causa. Lo que llevaría los trámites hasta la última semana de enero.

Sobre la admisión de la petición de las defensas para que los acusados declaren en catalán durante los trámites del juicio oral, el Supremo considera necesario esperar a que los abogados de los políticos separatistas presenten los escritos de solicitud formal. Aunque en sus pronunciamientos anteriores, rechaza que el hecho de que los líderes catalanes no puedan utilizar su lengua materna, sea causa determinante en la “desatención del derecho fundamental de defensa”.

Fuentes jurídicas confirman a OKDIARIO que es posible que dicha decisión no se produzca hasta mediados de enero, tras haber sido registrados los alegatos de defensa.

Una vez resueltos los ‘flecos’ anteriores, el Supremo trasladará a las partes sus decisiones y notificará el calendario y duración de las sesiones de la vista oral. El tribunal se inclina por fijar jornadas prolongadas, en sesiones de mañana y tarde, en un máximo de tres por semana. La logística se prevé intensa para que el juicio se desarrolle sin prolongarse en exceso.

Prueba de ello es la “desconexión procesal” defendida por el presidente de la Sala de lo Penal -que llevará a que los miembros de la Mesa del Parlament y la líder de la CUP, Mieria Boya sean juzgados en e Tribunal Supremo de Justicia de Cataluña (TSJC)- y orientada a la necesaria agilidad del procedimiento.

Últimas noticias