Los socios independentistas de Sánchez colocan guillotinas contra el Rey Felipe VI en Cataluña

Los socios independentistas del presidente Pedro Sánchez han colocado este sábado, en distintas poblaciones de Cataluña, guillotinas como forma de amenaza contra el Rey Felipe VI.

Una de las guillotinas ha sido instalada –con un retrato boca abajo del monarca y el lema «Ni olvido ni perdón»– en la Plaza Urquinaona de Barcelona, donde se produjeron los disturbios más violentos protagonizados por los DCR tras conocer la sentencia por el golpe de Estado del 1-O.

Los independentistas han colocado al pie del artefacto una cabeza de cerdo con el retrato del monarca. Todo ello, ante la pasividad de la Guardia Urbana del Ayuntamiento de Barcelona presidido por Ada Colau, quien gobierna mediante un pacto con el PSC. En otros lugares, las guillotinas han sido instaladas con lemas como «No tenemos Rey» y el emblema de la Corona tachado.

Esta protesta se produce, precisamente, en el tercer aniversario del discurso que Felipe VI pronunció el 3 de octubre de 2017 para condenar el golpe de Estado dado por Carles Puigdemont contra la Constitución. Tres semanas después, Puigdemont huyó de España escondido en el maletero del coche y protegido por varios agentes de los Mossos d’Esquadra.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

*explícit* Acció sorpresa dels CDR a Urquinaona conmemorant el 3 d’octubre. #urquinaona #independencia #cdr #3oct #nioblitniperdó

Una publicación compartida de Jorge Carrillo (@vesev_) el

En su discurso del 3 de octubre de 2017, el Rey Felipe VI denunció que Puigdemont, Junqueras y el resto de golpistas de la Generalitat «se han situado totalmente al margen del Derecho y de la democracia, han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional, que es el derecho de todos los españoles a decidir democráticamente su vida en común».

«Sin el respeto a la Ley», recordó el monarca, «no hay convivencia democrática posible en paz y en libertad, ni es Cataluña, ni en el resto de España ni en ningún lugar del mundo». Felipe VI también lanzó un mensaje de esperanza a todos los catalanes que veían con inquietud la deriva del gobierno regional: «No están solos ni lo estarán, tienen todo el apoyo y la solidaridad del resto de los españoles y la garantía absoluta de nuestro Estado de Derecho en la defensa de su libertad y sus derechos».

Sin ser desautorizados en ningún momento por Pedro Sánchez, el vicepresidente Pablo Iglesias y el resto de ministros de Podemos se han sumado ahora a la campaña de los independentistas, acusando al Rey Felipe VI de «maniobrar» y conspirar contra el Gobierno socialcomunista.

 

Lo último en España

Últimas noticias