Congreso Diputados

Sánchez regalará plaza fija a interinos sin oposición pero deja fuera a jueces y fiscales sustitutos

fiscales sustitutos Poder Judicial
Togas de juez y fiscal.

Los fiscales y jueces sustitutos están absolutamente indignados pues, sobre el papel, el proyecto de ley del Gobierno de Pedro Sánchez que otorgará la plaza fija a quienes lleven más de 10 años consecutivos en ella, tiene muchos visos de dejarles fuera. Este colectivo advierte que “si no pueden acceder a la plaza fija, el Ejecutivo estará cometiendo un fraude sobre otro fraude” porque da plazas a quienes no han hecho una oposición nunca, pero deja fuera a quienes sí. Habrá que esperar a las enmiendas que se puedan introducir durante la tramitación del proyecto de ley.

Preguntados sobre porqué sería un fraude sobre otro fraude, los fiscales sustitutos consultados explican que “el cambio que pretende aprobar el Ministerio de Hacienda daría plaza fija, por ejemplo, a funcionarios que han entrado sin hacer ningún tipo de oposición o concurso oposición, lo que sería inconstitucional según el Artículo 103 de la Constitución Española, y sin embargo deja fuera a los fiscales sustitutos que cada dos años están obligados a pasar una oposición para renovar sus puestos de trabajo”. Este último punto, el de la inconstitucionalidad, también lo ha advertido la Abogacía del Estado.

Pero el asunto va más allá. Lo aprobado ahora por el Gobierno de Pedro Sánchez, y vendido como algo novedoso y que era necesario, es una falacia en cuanto al discurso, ya que lo que ha hecho el Ejecutivo es aplicar la directiva europea 1.999/70, y cuya transposición no se ha realizado en 22 años cuando Europa dio como plazo máximo hasta 2001.

Y a esto hay que sumar que cuando se realiza una transposición, en este caso la que afecta al empleo público, el Gobierno de Pedro Sánchez debería seguir la doctrina marcada por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) que sólo distingue entre “fijos y temporales”, y que obliga a que “la transformación de un puesto a otro se realice con las mismas garantías que las que tienen los titulares de las plazas”.

Es más, el TJUE permite y entiende que el desempeño de la función es continuado incluso si se ha cesado hasta un período de tres meses pero luego se sigue desempeñando las mismas funciones. Por consiguiente, según las fuentes consultadas, «los fiscales sustitutos son el ejemplo claro del fraude pues le hacen cesar cada dos años aunque en el mismo día sigan en el mismo puesto».

Según los fiscales sustitutos, eso no sucederá con ellos, pues hasta ahora han estado siendo discriminados, ya que ni siquiera tienen acceso a los cursos de formación interna que sí pueden realizar sus compañeros. “El principio de no discriminación se aplica a todos por igual según el TJUE, pero si al obligarnos a concursar cada dos años nos sacan de las plazas fijas, nos están discriminando”.

El problema para este colectivo estriba en que, como están obligados a opositar cada dos años, desde la administración les hacen cesar y les vuelven a dar la misma plaza en un mismo día. Por tanto, y con lo anunciado por el Gobierno de Pedro Sánchez que exige llevar 10 años en la misma plaza, los fiscales sustitutos, pese a cumplir de sobre el 103 de la Constitución, se quedarían fuera de las plazas cuando otros miles de funcionarios que no han hecho jamás un examen sí podrán consolidar sus plazas.

Jueces sustitutos

Si los fiscales sustitutos lo tienen mal, mucho peor están sus compañeros que ejercen como jueces sustitutos. El Consejo General del Poder Judicial saca las plazas de forma anual, y los va colocando en función de las vacantes por bajas. Así, por mucho que una persona lleve ejerciendo de juez sustituto 10, 15 o 20 años, como sucede en algunos casos, ninguno de ellos podría tener la plaza fija mientras que, por ejemplo, los funcionarios interinos de su juzgado sí que podrán hacerlo.

Lo último en España

Últimas noticias