OKDIARIO caza al nº 3 de Sanidad: se niega a comparecer por motivos de salud pero acude como público

El secretario general del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco, eludió comparecer en la comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados por motivos de salud. Sin embargo, el nº 3 de Salvador Illa ha sido ‘cazado’ por OKDIARIO acudiendo a la misma comisión pero en calidad de público.

El ‘enfermo’ no ha comparecido este martes, pero, pese a su dolencia ha acudido para ver qué declaraban sus compañeros. OKDIARIO ha captado la presencia del alto cargo del Ministerio en la sala de comparecencias. Porque estaba muy enfermo para comparecer, pero no tanto, para ver.

El PP ha tenido que llevar a invocar al Tribunal Constitucional para que Sanidad, el PSOE y Podemos desbloquearan la presencia de tres de los cuatro altos cargos responsables de las medidas oficiales frente al coronavirus. Las sucesivas negativas y excusas han dilatado la presencia de estos cargos clave para averiguar por qué se tomaron las medidas que se tomaron frente al Covid.

Pero un cuarto y decisivo cargo ha vuelto a eludir el paso por la Cámara Baja: el secretario general del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco, ha aducido motivos de salud para no presentarse ante la comisión.

El 30 de junio de 2020, a las 11 h. estaba convocada la Comisión de Sanidad y Consumo con el siguiente orden del día para las comparecencias:

11:00 h. Secretario General de Sanidad.
12:00 h. Directora General de Salud Pública.
13:00 h. Directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.
14:00 h. Directora General del Centro Nacional de Edipemiología”.

Pese a ello, no hubo manera de que los cargos pasaran el control del Congreso de los Diputados: “Las convocatorias a estas autoridades para comparecer en la Comisión, se habían efectuado el pasado 15 de junio, recibiéndose al día siguiente contestación vía email de una asesora del Gabinete del Ministro de Sanidad trasladando la imposibilidad de todas esas autoridades para asistir al Congreso ‘por razones de agenda relacionadas con el ejercicio de sus funciones en la gestión de la pandemia por COVID19’”, señalaba en un escrito de queja el PP.

No fue el único esquinazo: “Con posterioridad, y esta vez sí por conducto del Secretario de Estado de Relaciones con las Cortes del Ministerio de la Presidencia, se comunicó formalmente a la Cámara con fecha 26 de junio la incomparecencia de las cuatro autoridades convocadas por motivos tan peregrinos como que ‘el Secretario General del Ministerio de Sanidad se encuentra convaleciente de una intervención quirúrgica y los otros tres altos cargos no tienen disponibilidad en la fecha señalada por razones de agenda relacionadas con el ejercicio de sus funciones en la gestión de la pandemia por COVID19’».

El PP invocó, de este modo, que “estos hechos constituyen un auténtico escándalo democrático y un nuevo acto de desprecio al Parlamento por parte de este Gobierno, acomodado en las formas autoritarias y reacio a someterse al control político de su gestión por parte del Poder Legislativo”.
Los ‘populares’ añadieron que “es inaudito en cualquier sistema democrático equiparable al nuestro, que los máximos responsables de la gestión de la pandemia se nieguen a rendir cuentas ante los legítimos representantes de la soberanía nacional”.

Vanos intentos

El PP volvió a la carga ante la mesa recordando que “en concreto, es imprescindible que tanto la Directora General de Salud Pública, que apenas cuatro días antes del 8 de marzo ya valoraba la cancelación de eventos masivos y alertaba de las consecuencias que podría tener el coronavirus en España, como la Directora de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y la Directora General del Centro Nacional de Edipemiología, personas que han sido claves en la toma de decisiones anteriores y posteriores a la crisis sanitaria, rindan cuentas ante los representantes de los ciudadanos siendo de todo punto inaceptable que aleguen motivos de agenda para no acudir, motivos que, evidentemente no son creíbles”.

El PP subrayó entonces que “hace meses que esas comparecencias han sido solicitadas y desde entonces los Grupos Parlamentarios que apoyan al Gobierno, el Grupo Socialista y el Grupo Podemos, han practicado sistemáticamente el bloqueo de estas iniciativas tanto en la Mesa como en la propia Comisión, obedeciendo, sin duda, a la táctica de ocultación de información y eludir responsabilidades políticas dictadas desde Moncloa, de quienes son meras correas de transmisión de instrucciones políticas”.

Los plantones y esquinazos demuestran, efectivamente, que al Gobierno “no le interesa que estas personas puedan ofrecer una información que no puedan controlar políticamente porque se salgan de su táctica de ocultación, de ruedas de prensa con preguntas previamente filtradas y ocultación de información llevada a cabo durante toda la gestión de la crisis y con ese fin último, intereses meramente políticos, no les importa vulnerar los derechos constitucionales de los Diputados y el propio sistema de contrapeso democrático entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo, por lo que exigimos en uso de nuestros derechos como representantes de los ciudadanos, que se inste a estos cuatro altos cargos a cumplir con su obligación y rendir cuentas de sus actos en el Parlamento”, destacó el escrito de Cayetana Álvarez de Toledo.

Pero, con eso y con todo, ha comparecido la directora general de Salud Pública, Pilar Aparicio, que no descartó la cancelación de eventos masivos apenas 4 días antes del 8-M –como publicó OKDIARIO–. Ha estado la directora de la Agencia Española del Medicamento, María Jesús Lamas, y Marina Pollán, la directora del Centro Nacional de Epidemiología del ISCIII. Pero ha vuelto a causar baja el secretario general del Ministerio de Sanidad, Faustino Blanco, pese a estar en la misma sala como público.

Lo último en España

Últimas noticias