Guerra interna en el Grupo Liberal europeo por el uso de su marca para criminalizar España

Guerra interna en el Grupo Liberal europeo por el uso de su marca para criminalizar España
Plenario del Parlamento Europeo, en Estrasburgo. (ADP)

El eurodiputado independentista Ramón Tremosa, coordinador de economía del grupo ALDE y eurodiputado independiente del PDeCat desde de 2009, ha celebrado un evento junto a partidos políticos como Podemos, ERC o Bildu en el que se ha criminalizado a España, entre otras cosas, por tener «prisioneros políticos», entre los que han puesto como ejemplos a los golpistas, a los encarcelados de Alsasua o al rapero Valtonyc. El evento, organizado bajo el amparo de ALDE, ha levantado ampollas en el grupo.

Tal es la discordancia en ALDE, que eurodiputados como Enrique Calvet o Beatriz Becerra han enviado una carta al líder del grupo, Guy Verhofstadt, quejándose por este hecho que, en su opinión, «atenta directamente contra la convivencia de los ciudadanos y contra los valores que sustentan las democracias europeas, llegando en casos a hacer apología del terrorismo y, en otros, a que se exalte e inste a perpetrar una violación clara de los Tratados».

Sin embargo, lo cierto es que el Parlamento Europeo no cuenta a día de hoy con los instrumentos jurídicos necesarios para impedir que los diputados o los grupos políticos utilicen las dependencias parlamentarias para celebrar evento o reuniones de ese tipo, tal y como exponen los eurodiputados en su misiva. Sin embargo, recuerdan, sí que cuenta con «una normativa específica adoptada por esta Mesa (Decisión de la Mesa de 14 de marzo de 2000) destinada a regular el uso de esas dependencias por parte de organizaciones externas».

La intención pasa porque la Mesa inste a que cualquier iniciativa que se lleve a cabo en salas y espacios de reunión del Parlamento Europeo «debe estar relacionada con la actividad de la Unión, estar directamente ligada a los intereses del Parlamento, respetar los valores fundamentales de la Unión y en modo alguno menoscabar la dignidad de la Institución». De este modo, claro, no se habría celebrado un evento como el de este pasado martes.

«Es por ello que me dirijo a la Mesa, para pedir que se apruebe una regulación clara y precisa que establezca una serie de condiciones relativas al uso de salas y espacios de reunión del Parlamento Europeo aplicables a los grupos políticos y diputados a fin de evitar la celebración de actos y eventos que puedan ir contra los valores europeos y atentar contra la dignidad de la Institución», concluyen Calvet y Becerra en su petición.

Misiva a Tajani

Además, Enrique Calvet también ha enviado un mail al presidente del Parlamento Europeo. El correo electrónico, al que ha tenido acceso OKDIARIO, trata de explicar a Antonio Tajani las consecuencias de un evento que «versa sobre derechos fundamentales y presos políticos españoles».

«Es insultante, y siento ser tan contundente en mi expresión, que una Institución como ésta ofrezca los medios físicos y una plataforma mediática muy efectiva para que unos cuantos diputados difundan hechos rotundamente falsos, no porque yo lo diga sino por la imposibilidad LEGAL y ÉTICA de contar con presos políticos en España, un país democrático que lucha con las herramientas que el Estado de Derecho le confiere para controlar un Golpe de Estado continuado que, día a día, se consolida en una de sus comunidades autónomas, Cataluña», subraya.

Por todo ello, pide a la Cámara que adopte las normativa anteriormente citadas. «Hoy más que nunca debemos recordar que nuestros Tratados no son solo palabras y que el respeto de los valores europeos que contienen debe garantizarse utilizando todos los medios a nuestro alcance», concluye el mail.

Lo último en España

Últimas noticias