AYUNTAMIENTO FUENLABRADA

Chavismo en Fuenlabrada: el PSOE expropia 8.000 m² a más de 10 de propietarios para un centro cultural

Fuenlabrada
El alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala.

El Ayuntamiento de Fuenlabrada, con mayoría absoluta del PSOE, ha aprobado la expropiación de cerca de 8.000 metros cuadrados de viviendas, locales comerciales, patios y solares en el centro de la ciudad para construir un centro cultural que albergará «actividades recreativas, docentes y museísticas». Desde la oposición de Fuenlabrada tildan esta práctica de «chavismo» y denuncian que los vecinos afectados, más de una decena, no han sido ni quiera informados por el Consistorio que encabeza el alcalde Javier Ayala de lo que va a ocurrir con sus propiedades.

Tanto Ciudadanos, como PP y Vox se oponen a esta práctica «de comunismo soñado» que, sin embargo, el PSOE ha sacado adelante con el respaldo de Podemos y tramitado por la vía de urgencia.

La «Modificación Puntual nº 11 del Plan General de Ordenación Urbana de Fuenlabrada», a cuyo resumen ejecutivo ha tenido acceso OKDIARIO, incluye la expropiación de dos manzanas, además del cambio dotacional de un suelo que alberga un antiguo depósito de agua.

La primera de ellas es la parcela de la calle Móstoles nº 1, donde hay una gasolinera CEPSA con una superficie aproximada de 855 metros cuadrados y en la que se modifica la calificación del suelo, sustituyendo la vigente calificación de dotacional de servicios infraestructurales, por la calificación de dotacional zona verde, estableciéndose la expropiación como sistema de obtención de la parcela.

La segunda manzana, de 7.815 metros cuadrados, es la delimitada por las calles de La Plaza, Sierra, Arroyada del Tesillo, Berro, La Paz y Maximino Pérez y afecta a un total de 16 inmuebles, que albergan viviendas y negocios como un bar o una bodega, y un callejón.

Inmuebles que se expropiarán en la zona centro de Fuenlabrada.

Diez de ellos serán expropiados en su totalidad, mientras que el resto serán confiscados de forma parcial. El Ayuntamiento resalta en el citado informe que de los cambios propuestos en la ordenación y calificación del suelo «resulta un importante aumento de la superficie dotacional de redes públicas (más del doble), mientras que es muy significativa la pérdida de la superficie neta lucrativa de uso residencial».

En concreto, se reducen 2.825 metros cuadrados de uso residencial, que pasa de suponer un 71% de la manzana a un 34%. El informe especifica que «el sistema de ejecución para su desarrollo y materialización, dados los objetivos a alcanzar y las necesidades colectivas a satisfacer con la actuación, así como los medios económicos disponibles y la capacidad de gestión de la administración municipal, se sustituye por una actuación urbanística integrada, de iniciativa pública a acometer por expropiación».

En ese espacio, el Consistorio tiene previsto en su plan de desarrollo ‘Distrito Centro’ crear un «equipamiento cultural polivalente», nuevas viviendas, zonas verdes y una franja peatonal que serán «motor y dinamizador de esta zona de la ciudad».

Manzana afectada por las expropiaciones en el centro de Fuenlabrada.

Por último, se acuerda el cambio en la dotación del suelo la parcela de la calle Islandia nº 3 con una superficie de 3.791 m², un espacio de titularidad municipal que actualmente carece de uso, localizándose en su interior un antiguo depósito de agua hoy abandonado.

El Ayuntamiento modifica la calificación del suelo, sustituyendo la vigente de dotacional equipamiento por las calificaciones de dotacional zona verde en su mitad este, con una superficie de 1.966 m²; y de uso residencial en vivienda colectiva en su mitad oeste de 1.825 m².

Oposición en contra

«Han conseguido lo impensable en un sistema que se presupone democrático, instalar el chavismo en Fuenlabrada», señaló el edil de Ciudadanos Roberto Flores Jiménez en el Pleno Extraordinario celebrado la semana pasada en el que la oposición pedía la inmediata paralización de estas expropiaciones «unilaterales» que quiere llevar a cabo el Gobierno socialista.

Estas expropiaciones en Fuenlabrada tachadas de ejemplo de chavismo son  también denunciadas por PP y Vox y de las que, aseguran, muchos vecinos se han enterado por el boca a boca o por sus propios grupos municipales, pero no por el Ayuntamiento.

Según han explicado fuentes del Consistorio de Fuenlabrada a OKDIARIO, uno de los bloques afectados es un edificio que alberga viviendas de renta antigua por la que los residentes pagan seis euros al mes y llevan «días sin dormir» después de enterarse de la expropiación.

Por su parte, el alcalde, en una intervención de lo más airada tras las exposiciones de los portavoces de Vox, PP y Ciudadanos en ese Pleno, sostuvo que la expropiación «convenida» es una herramienta urbanística que defiende el interés general de toda la ciudad y ha sido «el principal instrumento de desarrollo urbanístico» de Fuenlabrada.

Una afirmación que, sin embargo, no supo refrendar interrogado por Flores sobre cuándo fue la última expropiación que tuvo lugar en el municipio madrileño.

Lo último en España

Últimas noticias