"Falta democracia en las compañías"

La receta económica de Yolanda Díaz: sindicatos en la gestión de las empresas e IRPF más alto

yolanda díaz
Yolanda Díaz, vicepresidenta de Trabajo.

«La concepción de la gestión de las empresas es monárquica, antidemocrática»; «necesitamos que en la decisión empresarial de qué se produce, quién lo produce, y cómo se produce estén los sindicatos»; «no hay igualdad sin impuestos»; «¿Cómo es posible que en 1979 el tipo máximo del IRPF fuera el 65% y hoy el 45%? ¿Cómo es posible? ¿Por qué razón?»… Éstas son algunas de las perlas que forman parte de la receta económica que la vicepresidenta de Trabajo, Yolanda Díaz, lanzó en su intervención junto al economista francés Thomas Piketty hace unos días en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Mientras avanza en la puesta en marcha de su plataforma política -que podría dejar atrás a Podemos-, la actual vicepresidenta de Trabajo ha hablado en este foro claramente sobre su receta económica, que no dejará muy tranquilos a los empresarios del país ni a los contribuyentes -«estamos a seis puntos de la media de la presión fiscal de Europa», ha dicho-.

Las empresas, «monárquicas»

Para Díaz, las empresas tienen una concepción monárquica, antidemocrática por tanto en su opinión, y es necesario cambiar la gestión de las mismas. La Constitución de 1978 incluye un artículo, el 129.2, que habla de la participación de los sindicatos que todavía no se ha desarrollado. Su desarrollo se ha limitado a los comités de empresa y, eso, dice, no es democracia. «¿Por qué no se permite la democracia en las empresas?», se ha preguntado.

Eso va a cambiar este año, ha explicado, porque en su Ministerio están trabajando en desarrollar la participación de los trabajadores en la gestión de las empresas. «Muchas veces las decisiones empresariales no se toman en función de si se mantiene el empleo en un determinad sitio, sino en función de los dividendos que recibe el Consejo de Administración», ha dicho. «La clave no es sólo avanzar en la igualdad, sino también en la participación de los trabajadores en las empresas», ha insistido. «Este año vamos a trabajar en esto», dijo.

Contra la «deserción fiscal»

Si Yolanda Díaz alcanza algún día el poder en solitario con su nueva plataforma, habrá hachazo al bolsillo de los contribuyentes. La vicepresidenta señaló que la presión fiscal en España está seis puntos por debajo de la media europea por lo que sería posible ingresar 75.000 millones de euros más si se igualase.

Díaz centra sus disparos en los ricos. «¿Como es posible que el tipo máximo del IRPF estuviera en el 65% en 1979 y ahora esté en el 45%? ¿Por qué razón? ¿Cómo es posible?», se pregunta. «No hay igualdad sin impuestos. La cuestión es quien paga impuestos. Hay una deserción fiscal de los hiperricos. El IRPF es un impuesto sobre los salarios y son las clases asalariadas quienes sustentan el Estado social», señala.

Y pone más ejemplos: «¿Alguien entiende que las socimis tengan un tipo del 0%? ¿Por qué un mileurista paga un alto IRPF y las socimis un 0%? ¿Hay algo más desigual?», se preguntaba.

Hay que modificar el BCE

En la política económica de Díaz ni siquiera el Banco Central Europeo (BCE) quedaría sin revisión. «El mandato actual del BCE tiene que ser reformado hacia lo social y la igualdad», ha dicho. Nada de inflación ni de política macroeconómica: sus objetivos deben virar hacia la igualdad y lo social. En realidad, destacó, «toda la arquitectura social europea tiene que ser repensada».

En su opinión tiene que haber una prestación por desempleo europea, y apuesta por introducir un mecanismo de alerta social, es decir, fijar unos objetivos de carácter social a nivel europeo y vigilar cada seis meses que los países miembro los cumplen.

Lo último en Economía

Últimas noticias