Pimco y Anchorage fichan a Burson en Bruselas para presionar a Guindos en plena candidatura al BCE

guindos
El ministro de Economía, Luis de Gundos (Foto: EFE)

Los fondos de inversión Pimco y Anchorage Capital Group han contratado al gabinete de comunicación Burson en Bruselas para presionar y hacer campaña en favor de sus reclamaciones sobre el Popular aprovechando la candidatura de Luis de Guindos a la vicepresidencia del Banco Central Europeo (BCE). Ambos fondos poseen bonos de Banco Popular, una entidad que tuvo que ser intervenida y comprada por el Santander el pasado mes de junio.

Tanto Pimco como Anchorage han encontrado una vía para presionar aprovechando que España mantiene en estos momentos su pretensión de que el actual ministro de Economía ocupe un cargo en el Banco Central Europeo.

¿Cuál es interés el detrás de esta campaña? Pimco y Anchorage Capital Group, que comparten la consultora de comunicación Burson en Bruselas, se han personado en la causa penal de Popular abierta por la Audiencia Nacional contra la entidad y los dos ex presidentes Ángel Ron y Emilio Saracho, los miembros de su anterior consejo de administración y la firma auditora PWC.

El pasado mes de abril, el ministro de Economía, Luis de Guindos, salió en defensa del Popular. Entonces, la entidad no pasaba por su mejor momento. Acumulaba pérdidas de un 13% y la agencia de calificación Standard and Poors rebaja de la nota de su deuda, dejándola en bono basura. Pese a ello, Guindos confió en la solvencia del sector bancario en España.

Una campaña a la que se suman, desde Bruselas, concretamente desde el Parlamento Europeo, los eurodiputados de la Comisión de Asuntos Monetarios y Financieros del Parlamento Europeo Jonás Fernández (PSOE) y Ernest Urtasun (ICV). Ponen en entredicho la resolución del Popular y exigen explicaciones.

El verde, Ernest Urtasun, afirma que “en la conversión de las preferentes del Popular en acciones hace dos años, miles de bonistas que fueron engañados en su día y convertidos en accionistas de la entidad por el canje de sus participaciones preferentes perdieron casi el 40% de sus ahorro”.

Lo último en Economía