Motor

Mercedes España recorta sus previsiones: no alcanzará el récord de producción de 140.000 unidades

Mercedes-Benz ERTE
Planta de Mercedes Benz en Vitoria

La crisis de semiconductores ha puesto en jaque la producción de Mercedes en España. La planta del fabricante automovilístico alemán en Vitoria no alcanzará la producción prevista para 2021 por la falta de piezas derivada de los bajos niveles de aprovisionamiento que sufre el sector a nivel mundial. Así, la factoría no logrará ensamblar 140.00o unidades, 7.000 más de las previstas en diciembre de 2020, para lo que se contrató a entre 300 y 400 trabajadores eventuales, según han confirmado fuentes sindicales en conversaciones con este diario.

«La planta de Mercedes Vitoria no podrá alcanzar los niveles de producción previstos para 2021, que incluso superaban al número de ensamblajes previos al impacto de la crisis del coronavirus, por la falta de componentes derivada de la crisis de semiconductores, ya que la factoría se ha visto obligada a parar las líneas de producción durante una semana -del 21 al 25 de junio- con la consecuente perdida de 4.500 unidades», explican.

A esta cantidad, también sumaban los miles de vehículos ya terminados pero de forma incompleta que están parados en las campas de la planta vasca, a la espera de que se les instale algún componente final, bien estos semiconductores o chips, pero también botonaduras de plástico para los elevalunas, tal y como avanzó este diario.

Unas unidades que no está previsto recuperar porque la falta de componentes persiste. «Desde de la dirección de la compañía nos han trasladado que no descartan convocar nuevos paros por la falta de aprovisionamiento de piezas, que se encuentra en niveles de penuria, por ello Mercedes en España no cerrará el 2021 con la producción de 140.000, pero si que se situará en niveles similares e incluso superiores a los registrados en 2020», avisan.

En concreto, la factoría reanudó este lunes la producción después de que se tuviera que suspender su actividad por la falta de suministro del semiconductor que incorporan los vehículos. Una situación que ha llevado a la compañía a plantearse la posibilidad de aplicar un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por causas productivas y organizativas en caso de que las medidas de flexibilidad existentes en convenio no sirvan para afrontar nuevas interrupciones en la cadena de suministro.

«La compañía esta estudiando todas las vías dada la alta incertidumbre existente ante la falta de visibilidad a corto plazo para calcular los niveles de aprovisionamiento», aseguran. Ante este escenario, compañía y sindicatos se han reunido este para aplicar nuevas medidas de flexibilidad, ya que tan sólo quedan 8 días de bolsa de horas.

Aumento de la cartera de pedidos

Por su parte, la dirección de Mercedes en España va a incrementar el programa de producción para 2020 en 2.900 nuevos vehículos alcanzando las 126.400 unidades. Este aumento en la producción ayudará a cerrar la cartera de pedidos prevista para septiembre, mientras que la de octubre se quedará al 50%.

A principios del mes de marzo el programa de producción fijaba en 152.200 unidades la producción y la dirección esperaba que alcanzara los 159.000 vehículos con la entrada de un nuevo contrato que finalmente no se materializó con la llegada de la pandemia de coronavirus. Con el nuevo contrato de 2.900 vehículos, la dirección ha trasladado a los representantes de los trabajadores que esperan alcanzar las 126.400 unidades, dejando como ultimo día productivo el 23 de diciembre.

Lo último en Economía

Últimas noticias