Bolsa

El Ibex 35 se aferra a los 8.200 puntos: sube un 0,11% pendiente de los datos de empleo de EEUU

El Ibex 35 mantiene una subida de un 0,5% en la media sesión con la mirada puesta en la Fed
Bolsa de Madrid Ibex 35

La Bolsa de Madrid ha iniciado la jornada de este viernes casi plana. En concreto, el Ibex 35 ha amanecido con una subida del 0,11%, lo que ha llevado al selectivo español a situarse por encima de los 8.200 puntos a las 9:01 horas, mientras los inversores están pendientes de los datos de empleo en Estados Unidos y el alza de los precios del crudo tras la reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+).

No obstante, el selectivo madrileño continúa pendiente de las restricciones para frenar los efectos derivados de la crisis del coronavirus en la economía, tras la imposición de nuevas medidas restrictivas de cara a la Navidad en distintos países de Europa, entre ellos España. Un escenario que esta golpeando de lleno a los valores turísticos en el parqué a pesar de las esperanzas de la vacuna.

Los precios del crudo han sufrido un alza después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, llegaran este jueves a un acuerdo que enmienda su plan anterior de control de la producción ante las incertidumbres planteadas por el mercado por los efectos de la crisis del coronavirus

En los primeros compases de la sesión de este viernes, las mayores alzas se las anotaban Repsol (+1,27%), Viscofan (+0,69%) e Inditex (+0,42%). Seguidos de Acerinox (+0,3%), Bankinter (+0,28%), Aena (+0,28%) y Telefónica (+0,27%).

Mientras que en el lado contrario se situaban Endesa (-0,67%), Cellnex Telecom (-0,6%), Red Eléctrica (-0,42%), Acciona (-0,38%) y Ferrovial (-0,3%), que han amanecido en el lado de las pérdidas en al inicio de la última jornada de la semana.

Por su parte, el resto de plazas del Viejo Continente han amanecido en el terreno de las ganancias con subidas del 0,5% para la Bolsa de Londres, del 0,4% para la Bolsa de Paris y del 0,1% para Francfort.

Wall Street

Por su parte, las plazas norteamericanas cerraron mixtas en la sesión de este jueves con el Dow Jones de Industriales en el terreno de las pérdidas y un nuevo récord en el índice compuesto Nasdaq por los buenos datos de desempleo en Estados Unidos y los avances en la vacuna para frenar los efectos derivados de la crisis del coronavirus en la economía.

Entre la cotizadas del Dow Jones, destacó la subida de la compañía del sector aeronáutico Boeing (5,96 %), tras anunciar un acuerdo de compra con Ryanair de 75 aviones 737 MAX, a pesar de los efectos de la crisis del coronavirus que han lastrado la demanda y facturación de la aerolíneas.

En concreto, el Dow Jones subió 0,29 % hasta alcanzar los 29.969,52 puntos, mientras el Nasdaq progresó un 0,23 % hasta un nuevo máximo histórico de 12.377,18 enteros, impulsado por las empresas tecnológicas. Por su parte, el S&P 500 terminó en el lado de las pérdidas, con un leve descenso del 0,06 % hasta los 3.666,72 puntos en la jornada de este jueves.

Por sectores, el de servicios públicos se anotó las mayores pérdidas de la jornada con una caída del -1,1% y el energético obtuvo las mayores ganancias hasta registrar un alza del 1,07% al cierre de la sesión de este jueves.

Mientras, entre la cotizadas del Dow Jones, destacó la subida de la compañía del sector aeronáutico Boeing (5,96 %), tras anunciar un acuerdo de compra con Ryanair de 75 aviones 737 MAX, a pesar de los efectos de la crisis del coronavirus que han lastrado la demanda y facturación de la aerolíneas.

Los inversores permanecen atentos al informe de desempleo de los Estados Unidos, que en los últimos meses ha mostrado una paulatina recuperación del mercados laboral. Además este jueves se ha conocido que la cifra de solicitudes del subsidio por desempleo bajó a 712.000 la semana pasada, frente a las 787.000 la semana anterior.

Petróleo 

Por su parte, los precios del crudo han sufrido un alza después de que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y sus aliados, llegaran este jueves a un acuerdo que enmienda su plan anterior de control de la producción ante las incertidumbres planteadas por el mercado por los efectos de la crisis del coronavirus por las restricciones a la movilidad de los ciudadanos.

En concreto, han decidido este lunes aumentar de forma gradual y moderada el nivel de su producción de ‘oro negro’ a partir del 1 de enero, en no más de 500.000 barriles diarios al mes, aunque la medida será revisada cada cuatro semanas, según el Gobierno de Kazajistán, para controlar los efectos de la evolución de la pandemia.

El Ministerio de Energía de Kazajistán precisa este jueves en un comunicado que el recorte del conjunto de los suministros del grupo, de 7,7 millones de barriles diarios (mbd) y vigente hasta el 31 de diciembre, se moderará así hasta 7,2 mbd en el próximo mes de enero.

Lo último en Economía

Últimas noticias