Bimba & Lola eleva sus ventas un 31% en 2016

Las sobrinas de Adolfo Domínguez lo hacen mejor que su tío

Bimba y Lola
Tienda de Bimba & Lola (Foto: Bimba & Lola)

Bimba y Lola ha elevado sus ventas un 31,7% en 2016, esto supone haber alcanzado un total de 152,4 millones de euros. En contraste a estos números, están las cifras de la empresa de su tío Adolfo Domínguez. La empresa, que ha vuelto a estar 100% controlada por el diseñador tras la salida de Estanislao Carpio, elevó sus ventas solo un 1,6% hasta los 73,05 millones de euros.

La firma con sello gallego supera ‘ampliamente’ los objetivos de crecimiento a doble dígito que se tenía inicialmente, así lo señalan desde Bimba y Lola. Las cifras responden a un aumento de las ventas en España, que alcanzan un 31% y, sobre todo, las ventas a nivel internacional que ha sufrido alzas de más de un 20% en Portugal, México y Singapur. Por otro lado, ha duplicado ventas en Chile y Corea del Sur y se eleva por encima del 60% en Francia y Reino Unido. Las ventas de mercados fuera de nuestras fronteras suponen un 26% del total.

Borja Matilla, analista de Hanseatic Brokerhouse, cree que la subida de las ventas es “muy significativa y, lo que es más importante, un signo de que muy probablemente se están haciendo las cosas bien y de que la estrategia comercial y directiva es la adecuada”.

Bimba y Lola ha explicado que para seguir expandiéndose “sigue incorporando puntos de venta, de acuerdo con su plan de expansión internacional”. En 2016 ha abierto 12 nuevos puntos de venta, hasta llegar a un total de 222 tiendas, entre propias y corners en grandes almacenes.

En nuestro país Bimba y Lola también planea nuevas ubicaciones para sus tiendas y la presencia de puntos de venta en El Corte Inglés. Señalan, además, que en los próximos meses abrirán 20 puntos más en Francia, Reino Unido, Portugal, Qatar y México. Se llevarán a cabo, también, aperturas fuera de París, concretamente en Printemps-Lyon y Printemps-Cannes.

“Su entrada en el mercado latinoamericano y el asiático ha significado que la compañía se haya visto revalorizada y sea vista con mejores ojos, no únicamente a nivel nacional, sino a nivel internacional”, comenta el analista. Además, añade que todos estos aspectos serán una buena alfombra roja por si Bimba y Lola decide en algún momento salir a Bolsa para buscar financiación ajena a la firma.

La firma gallega de Uxía y María Domínguez prevé el diseño y la construcción de una nueva sede para llevar a cabo su expansión tanto nacional como internacional.

La plantilla de Bimba y Lola tiene asciende a 1.000 personas, solo este año ha hecho un incremento de empleados del 17,2%. Además, según datos de la firma, el 70% del empleo es de carácter indefinido.  

El hermano de Adolfo Domínguez dejó el consejo en 2006

Para quien no esté al tanto de los entresijos familiares del mundo de la empresa textil, Bimba y Lola también tiene el sello de la ‘tradición Domínguez’. Jesús, uno de los hermanos de Adolfo, dejó el consejo de administración en 20056 para fundar junto a sus hijas la marca del galgo.

Los expertos aplauden a María y Uxía, dos jóvenes a las que tildan de “rompedoras”. Marcos Mosteiro, profesor del IE, señala que “se han profesionalizado, son rompedoras y sus tiendas son rentables”. Ya el año pasado, en el ejercicio fiscal de 2015, las hermanas rompían la barrera de los 100 millones de euros de facturación y sus ventas crecían un 17,4%.

En 2015, los últimos datos anuales que hay disponibles, pues cierra el año fiscal el mes próximo, Adolfo Domínguez cerró con un resultado positivo de 7,7 millones de euros, venía de unas pérdidas de 11 millones de euros en 2014. Eso sí, el resultado verde de 2015 venía el balón de oxígeno de la venta de algunos inmuebles de la firma que le había reportado un beneficio de 42,3 millones de euros.

Sin irnos a 2015, Adolfo Domínguez ha conseguido reducir su deudas y aumentar sus ventas en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal 2016-2017, cerrado el pasado 30 de noviembre. Ha disminuido sus pérdidas un 27,2% hasta situarlas en 12,31 millones de euros.

Incluso sus accionistas minoritarios comparan a Adolfo Domínguez con la marca de sus sobrinas. “Estamos indignados porque hay otras empresas como Bimba y Lola que sí que funcionan y tienen el mismo modelo de negocio”, declaraban a OKDIARIO.

Bimba y Lola tiene el mismo tamaño que la empresa de su tío, sin embargo, los números distan mucho de parecerse, al menos de momento.

Últimas noticias