Podemos expande su normativa anti VTC a Valencia y eleva la alarma en Uber y Cabify

Podemos expande su normativa anti VTC a Valencia y eleva la alarma en Uber y Cabify
Paro de taxis en Valencia el pasado 14 de febrero

Baleares y la Generalitat Valenciana son los últimos casos que establecen una precontratación de una hora, lo cual haría muy difícil la pervivencia de Uber y Cabify en sus territorios

Malas sensaciones en Uber, Cabify y en el sector de las VTC por la deriva que está tomando la regulación autonómica y local de los vehículos con conductor que compiten con los taxis. El sector se encuentra preocupado por la tendencia de los últimos días y especialmente por señales específicas que están viniendo de importantes plazas que tras Madrid y Barcelona tienen relevancia en el mercado nacional como pueden las Islas Baleares o la ciudad de Valencia.

En Baleares, con un Gobierno de PSOE apoyado por Podemos y los econacionalistas de Més, el objetivo es una precontratación de Uber y Cabify de una hora, aún superior a los 15 minutos que acabaron con las dos empresas en Barcelona. Es la propuesta que ha presentado el consejero de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, también responsable de la ley anti-diésel del Parlamento Balear que ha decretado que no podrán venderse vehículos de este combustible en 2025 y que ya ha provocado caídas del 50% del mercado desde que fue anunciada hace doce meses.

Al igual que ocurrió en Cataluña, en Valencia los taxistas solicitaron 12 horas de precontratación para las VTC

Pero además de esta propuesta, de la que Uber y Cabify se han enterado por la prensa, también está en el aire la posibilidad de una regulación de la Generalitat Valenciana. En este caso, fuentes conocedoras señalan que el Govern de Ximo Puig sí que contactó con los representantes de las VTC para explicarles la regulación que quería poner en marcha y abrir un periodo de alegaciones. Algo bastante más de lo que se ha hecho en Baleares o de lo que se hizo en enero en Cataluña por parte del gobierno independentista.

Al igual que ocurrió en Cataluña, en Valencia los taxistas solicitaron 12 horas de precontratación para las VTC.

Además, en la ciudad de Valencia el concejal de Movilidad Sostenible Giuseppe Grezzi (Compromís, aliado en la Comunidad Valenciana de Podemos) ha avisado de que ha llegado a un acuerdo con el sector del taxi para fijar un tiempo mínimo de una hora de precontratación, una regulación que ampliaría lo que determinara la Generalitat. La postura del Gobierno municipal tiene relevancia porque el Gobierno autónómico valenciano tiene intención de regular poco y simplemente dejar a las autoridades locales que tomen la iniciativa.

Desunión de mercado

Fuentes del sector próximas a las VTC señalan que podríamos estar ante un caso de posible inconstitucionalidad de las medidas, para lo cual sin embargo tendría que ser la patronal Unauto quien eleve los recursos una vez que estén redactadas y publicadas las distintas regulaciones. Por otra parte, queda bastante evidente también la ‘desunión’ de mercado que estas regulaciones autonómicas y locales están generando en el mercado.

OKDIARIO se ha puesto en contacto con Uber, que ha preferido no manifestarse sobre estas nuevas regulaciones mientras estén en marcha. Por su parte, Cabify ha preferido no hacer comentarios sobre propuestas regulatorias que aún no han sido aprobadas aunque recuerda el precedente de Barcelona, cuya regulación "ha dejado a cerca de un millón de usuarios sin servicio en la ciudad y más de 3.000 de trabajadores del sector sin empleo".

Lo último en Economía