GP de Bélgica de Fórmula 1

Vettel se impone a Hamilton con Fernando Alonso KO en la primera vuelta

Sebastian Vettel en paralelo con Ocon, Perez y Hamilton (Getty(
Sebastian Vettel en paralelo con Ocon, Perez y Hamilton (Getty(

Los primeros metros adivinaron el devenir de varios cascos en el mítico Spa. En una salida aglomerada, la primera curva se saldó con cinco víctimas: ni una de Tarantino. Fernando Alonso nos encogió el corazón al volar por encima de Leclerc. Aquello recordó a aquel infame episodio de 2012 cuando Grosjean le pasó por encima: salvó la vida, perdió un Mundial.

Raikkonen pinchó, Ricciardo perdió el alerón trasero, Hulkenberg y el propio Leclerc, KO. Carrera perdida y mientras todos esperábamos el desenlace definitivo en forma de Safety Car, Vettel pasaba a Hamilton dejando la imagen de la carrera: cuatro coches en paralelo al final de Kemmel. Los dos Force India, Hamilton y el propio Ferrari.

Después vino un desfile infumable sin rastro de una lluvia necesaria para aderezar la fiesta del Ferrari número 5. Verstappen se ventilaba a los dos Racing Point Force India con una facilidad envidiable para dos bólidos que calzan un motor Mercedes. La distancia se aumentaba entre Vettel y Hamilton: el británico exprimía su Mercedes con vueltas rápidas que no recortaban lo suficiente el ritmo del alemán.

Sería una cuestión de avaricia y redicha querer alargar mucho más una carrera que certificó el trabajo que necesita esta nueva Fórmula 1 más allá del marketing. Libery Media se empeña en vender un producto casi inerte salvo por fenómenos externos al del propio asfalto: sin lluvia o accidentes no hay nada que despierte una gota de emoción.

El paseo de Vettel recordó al de Mbappé en el Mundial: imparable. Imposible encontrar una décima en manos del mismísimo Hamilton. Lo intentaba pero el asfalto era cada vez más cuesta arriba para recortar algún trozo del mismo al Ferrari. Ni siquiera en el único paso por boxes: recortó dos segundos insuficientes para sorprenderle. Entretanto, Carlos Sainz buscaba unos puntos que se iban a quedar aun suspiro: undécimo.

Así las cosas, el Ferrari brilló más que nunca en el seco asfalto de Spa. Esta vez nadie pudo boicotear su ímpetu haciendo a Vettel el más rápido en Bélgica. Recorta un poco la distancia con su homónimo Lewis Hamilton: siete puntos menos y a pensar en Monza, la casa de Ferrari. Allí se vuelve a establecer un escenario poco favorable para los Mercedes… salvo sorpresa lejos del rendimiento real en pista. Un deporte que, de previsible, se torna aburrido. Que le pregunten a Fernando…

Lo último en Deportes

Últimas noticias