Encajaría en los planes de Barcelona y Real Madrid

Media Liga quiere a Pepe

Pepe
Pepe, durante un partido del Besiktas (Getty).

El central ha rescindido su contrato con el Besiktas por los problemas económicos del club.

Con la carta de libertad, se ha convertido en una ganga para el próximo mercado invernal.

La rescisión del contrato de Pepe con el Besiktas pone en el mercado a una auténtica ganga. El portugués ha quedado libre y, a sus 35 años, puede ser un buen refuerzo para cualquiera de los grandes de Europa. El central ha seguido rindiendo a un buen nivel desde que se marchó del Real Madrid hace dos veranos, lo que ha provocado que su repentina salida de la entidad blanquinegra por motivos económicos, le sitúe en el radar de muchos de los equipos de la Liga.

Entre ellos, como no podía ser de otra forma, están Real Madrid y FC Barcelona. Ambos conjuntos están pasando penurias en defensa este curso, a causa de las lesiones y la llegada de un central experimentado como el luso sería una gran noticia para cualquiera de los dos. El jugador llegaría gratis y, además, sería un gran refuerzo de cara a la Champions League, pues podría jugarla. Sin embargo, existen dos problemas que complicarían su llegada.

En lo que respecta al FC Barcelona, Pepe encajaría a la perfección dentro de los planes que tiene el club para el mercado invernal. La lesión de Umtiti -y el cabreo del club con él– y de Vermaelen obliga a la directiva de Bartomeu a acudir al mercado en busca de un central y ahí, como hemos señalado, el luso es una ganga. Sería un suplente más que de garantías.

Sin embargo, hay una causa clara que dificulta su fichaje: su pasado madridista. Pepe fue uno de los jugadores más odiados por parte de la parroquia azulgrana durante los años que estuvo en el Real Madrid. Acusado de leñero en infinidad de ocasiones, sus encontronazos en los partidos entre ambos con los jugadores del Barça eran habituales en la época en la que se disputaron además los Clásicos más tensos que se recuerdan.

En lo que respecta al Real Madrid, las lesiones en la zaga están siendo también un problema capital. En la actualidad, Nacho está saliendo de una lesión que le ha tenido más de un mes apartado y Vallejo no cuenta con la confianza suficiente. De ahí que el regreso de Pepe pueda ser un recurso a tener en cuenta.

Es aquí donde aparece el problema: su mala relación con la directiva. Pepe salió de malas formas del club. Sus desplantes fueron constantes durante su último año porque el club no le ofrecía lo que él exigía para renovar. Consideró que no tenía el reconocimiento suficiente por parte de la directiva ni de Zidane y optó por dejar que su contrato acabase para marcharse de la entidad. Por tanto, su vuelta sería más que complicada.

Lo último en Deportes