El doble juego de Maverick Viñales con Yamaha y Suzuki

maverick-vinales
Maverick Viñales, en el Gran Premio de Francia. (Getty)

Apenas se han disputado cinco pruebas del Mundial, pero muchísimas miradas ya están puestas en la próxima temporada. La composición de la parrilla de Moto GP está dando tanto o más que hablar que lo que sucede en el asfalto. La renovación de Rossi y la sorprendente marcha de Lorenzo a Ducati ha desencadenado un baile que ha puesto los focos en Maverick Viñales. 

El catalán es el gran objetivo de Yamaha para ocupar el puesto de Lorenzo, aunque no es su única baza. También ha habido contactos con Pedrosa, pero no hay nada concretado de momento. Sobre todo, porque Maverick es el favorito y le van a esperar.

La decisión, que se espera que sea oficial antes del próximo Gran Premio de Italia, se está demorando por el doble juego que está haciendo el piloto. Suzuki ha igualado económicamente la oferta que Yamaha había puesto encima de la mesa de Maverick, lo que ha frenado un sí inmediato al actual campeón.

maverick-vinales-rossi
Maverick Viñales y Valentino Rossi en el podio. (Getty)

Por tanto, la situación es la siguiente. Mientras Rossi va a aireando que le gustaría que Viñales fuese su compañero, el español tiene sus dudas. Por un lado porque es consciente del esfuerzo de Suzuki con la oferta y de que allí sería el jefe indiscutible de un equipo que trabajaría para él. Además, está viviendo en primera persona la progresión en el box de una moto que le ha llevado a hacer el primer podio en MotoGP de su carrera. Maverick, de sólo 21 años piensa que si no se sube a la Yamaha ahora, ya tendrá otra oportunidad.

En cambio, demorando la decisión también espera una nueva intentona de Yamaha con una oferta que mejore lo ya negociado para ‘obligarle’ a firmar. El papel de Rossi puede ser determinante en toda esta operación. El italiano, a través de su empresa Top-Racers, gestiona el merchandising de Maverick, que nunca ha ocultado su admiración hacia Rossi.

Lo último en Deportes

Últimas noticias