El flujo vaginal durante el embarazo

flujo vaginal
El flujo vaginal durante el embarazo

Como ya bien sabrás, son muchos los síntomas que se experimentan durante el embarazo, tales como las náuseas matinales, el estrés o la retención de líquidos. De la misma manera, asociados a los cambios hormonales que sufre la mujer durante la gestación, se pueden producir una serie de alteraciones en lo que es su flujo vaginal.

Sigue leyendo y podrás conocer todo eso sobre esas citadas modificaciones.

El cambio habitual en el flujo vaginal

Las citadas alteraciones hormonales que experimenta la mujer durante el embarazo son las causantes de que su flujo vaginal también se altere. En concreto, es debido tanto al aumento del nivel de estrógeno como a que existe un mayor riego sanguíneo en lo que es la zona vaginal. Lo habitual es que ese flujo aumente de forma palpable y presente un aspecto blanquecino, con un aspecto lechoso y sin olor.

Es más, conforme se vaya acercando la fecha del parto, se incrementará aún más.

¿Qué hacer?

flujo vaginal
Necesario optar por ropa interior de algodón

Cualquier mujer puede sentir cierta incomodidad por ese aumento del flujo y para hacerle frente es necesario tomar ciertas medidas, como son las siguientes:

    • Aumentar las medidas de higiene.
    • En todo momento, debe mantener la zona limpia y seca.
    • No menos relevante es que se recomienda que no haga uso de geles que por su composición puedan ser irritantes.
    • Para que todas las braguitas no estén sucias de manera constante, se recomienda que haga uso de salvaslips o compresas de algodón, por ejemplo.
    • De la misma manera, se hace necesario optar por prendas de ropa interior que estén realizadas en algodón, ya que este material no irritará la zona.
    • No hay que usar en casa papel higiénico que sea perfumado.
    • Nada de darse duchas vaginales.
    • También será necesario que la gestante evite hacer empleo de pantalones muy ajustados e incluso de medias de nylon.

Alteraciones en el flujo vaginal que requieren acudir al médico

flujo vaginal
Cambio del color del flujo tras las relaciones sexuales requiere acudir al médico

El aumento del flujo vaginal, tal y como lo hemos expuesto, no requiere que la embarazada se preocupe. Sin embargo, hay otra serie de alteraciones que pueden afectar al mismo y que sí precisan que se consulte al médico porque pueden indicar algún tipo de problema. Nos estamos refiriendo a cambios como estos:

  • El flujo tiene un olor muy fuerte o se ha modificado su consistencia.
  • El flujo es realmente abundante y al orinar se produce un fuerte picor o incluso sensación de comezón. En este caso, esta situación lo que puede indicar es que la mujer sufre candidiasis vaginal.
  • El color es verde o amarillento intenso. Esto podría ser debido a que la gestante padece una infección por hongos.
  • La mujer aún no ha llegado a la semana 37 de embarazo, pero el flujo se ha vuelto gelatinoso o muy grueso. En este caso, eso podría indicar que se ha producido de manera prematura la rotura de la bolsa.

Otros datos

Aunque te hemos dado a conocer los principales aspectos que merece la pena conocer sobre los cambios que experimenta el flujo durante el embarazo, hay otros que también es necesario tener en cuenta:

  • También será necesario acudir al médico si la vulva está inflamada o si después de tener relaciones sexuales ese se vuelve de color gris y huele como a pescado. Esta última situación podría ser debida a una vaginosis bacteriana.
  • Si los labios vaginales están enrojecidos y si hay cierto dolor al tener sexo con penetración también hay que acudir al médico. Ambas situaciones pueden indicar que se sufre una infección que responde al nombre de tricomoniasis.
  • Hay mujeres que creen que pueden confundir el flujo con el tapón mucoso. En ese caso, deben saber que ese último tiene apariencia de clara de huevo.
  • De la misma manera, hay embarazadas que temen que, llegado el momento, no sepan diferenciar lo que es el flujo del líquido amniótico. Pues bien, este último sale de una vez en forma de gota o chorro, está aguado, tiene un olor dulce en cierta medida y es transparente.
  • Cuando el parto es casi inminente el flujo puede ir acompañado de ciertos hilillos de sangre. Eso es debido a que el cuello del útero está comenzando a borrarse y a que el tapón mucoso se está desprendiendo. No obstante, si se tienen dudas o temores al respecto, nada mejor que acudir al médico.

Lo último en Bebés

Últimas noticias