Embarazo

Flujo vaginal blanco: ¿por qué aparece durante el embarazo y durante el ciclo?

Descubre porqué el flujo vaginal blanco aparece durante el ciclo menstrual, pero también las causas de qué aparezca durante el embarazo.

flujo vaginal blanca
Descubre todos los motivos de la presencia de flujo vaginal blanco durante el ciclo y el embarazo

Aunque tener flujo vaginal de color blanquecino es algo habitual o para nada raro, los días antes de que llegue la menstruación, algunas mujeres también lo tienen mientras se encuentran embarazadas de modo que vamos a despejar todas las dudas al respecto y os explicamos ¿por qué aparece este flujo durante el embarazo y durante el ciclo?.

Flujo vaginal blanco y ovulación

Existe durante el ciclo menstrual un período en el que la mujer es más fértil y este es precisamente el período de la ovulación, en el que se produce una mayor cantidad de moco cervical, de un color transparente o blanquecino.

El propósito de estas secreciones es fomentar que los posibles espermatozoides asciendan mejor hacia la fertilización. De hecho, siendo el ambiente vaginal extremadamente inhóspito para los espermatozoides, con un pH muy bajo y agentes agresivos, sería imposible para ellos llegar a su destino sino fuera por la «ayuda» de este flujo, que forma verdaderos «canales transitables» dentro de la vagina en los que los espermatozoides transitan y logran ingresar al canal cervical más fácilmente.

Por lo tanto, podemos decir que estas secreciones vaginales blancas son absolutamente fisiológicas, pero están en cantidades suelen ser variables y si bien hay mujeres que las ven al ir al baño, otras como aquellas que toman la píldora, por ejemplo, no tendrán este tipo de pérdida porque no se produce la ovulación.

Flujo vaginal blanco antes del ciclo

Tras la ovulación, el cuerpo de la mujer experimenta una nueva modificación de las hormonas circulantes y esto influye en el delicado equilibrio del área vaginal. Entonces es posible que se produzcan de nuevo estas fugas blanquecinas. En este caso, las mujeres que toman la píldora pueden ver los efectos.

En este caso hemos de explicar que en la vagina hay un lactobacillus, el bacilo de Döderlein, una bacteria que en este caso es buena, ya que es responsable de mantener condiciones estables dentro de nuestra vagina. Entonces después de la ovulación, después de que se haya producido el moco vaginal que favorece a los espermatozoides en el ascenso, su trabajo ahora es «limpiar» lo que queda (residuos de moco, ahora esperma inactivo, bacterias provenientes del exterior, etc.). Y lo hace produciendo estas fugas blanquecinas que pueden expulsarse fácilmente.

Retraso del ciclo y flujo vaginal blanco

Al menos una vez en la vida, todas las mujeres han tenido un retraso en el ciclo, deseado o no, y esto nos lleva a prestar mucha más atención a lo que sucede en el área genital que en la vida cotidiana. En este caso, puede aparecer también, flujo vaginal blanco en ciertos momentos del día (principalmente en la noche), ser más o menos abundante y a menudo está directamente relacionada con la razón por la cual el ciclo es tardío.

Por ejemplo, la presencia de quistes ováricos hace que la situación se parezca a la de las mujeres que toman la píldora, por lo que pueden producirse pérdidas constantes, o también, una vida particularmente agitada y estresante puede causar retrasos y pérdidas en el ciclo.

La razón entonces para que aparezca este flujo, se debe a que nuestro cuerpo es un delicado equilibrio de hormonas, si la hormona del estrés es particularmente alta, afecta las áreas del cerebro responsables de la producción de hormonas en las gónadas (es decir, ovarios y testículos). Los altos niveles de estrés no permiten la alternancia hormonal normal del ciclo y aquí está el retraso. Además, una vida particularmente estresante provoca alteraciones de la flora bacteriana vaginal, disminuyendo la cantidad de lactobacilos presentes o aumentando la temperatura y el pH, lo que hace imposible la supervivencia, en lugar de facilitar las bacterias patógenas. Entonces nuestro cuerpo responde con pérdidas, para restablecer el delicado equilibrio y señalar que algo no funciona como debería. Por lo tanto, es muy importante poder garantizar periódicamente el descanso, no solo para nuestra salud mental sino también para la salud física, y en este caso ser joven o mayor no tiene relevancia.

flujo vaginal blanco

Flujo vaginal blanco y embarazo

Por última la gran duda de todas es averiguar cómo es que se puede producir la pérdida de flujo vaginal blanco durante el embarazo, y sobre todo en la fase inicial.

De hecho muchas mujeres, al quedar embarazadas experimentan estas pérdidas que corresponden a los trastornos hormonales que afectan a todas las estructuras del cuerpo. En particular, los estrógenos son responsables de estos cambios, que también afectan la vagina y todas sus estructuras (músculos y tejido epitelial). Al comienzo del embarazo, el origen y la causa de las pérdidas no son diferentes de todas las condiciones abordadas anteriormente. Por lo tanto, es un sistema de «limpieza», pero también es un sistema de defensa contra las agresiones externas y refleja la mayor imbibición de los tejidos (significa que los tejidos tienen más líquidos presentes en su interior) causados ​​por el estrógeno.

A medida que avanza el embarazo, es posible que este flujo desaparezca o que disminuya, pero en el caso de que no cese es posible que se produzca una enfermedad llamada leucorrea , que debe ser tratada por el médico.

Flujo vaginal blanco durante el embarazo

Como ya os hemos comentado, la vagina es un órgano que no es estéril en absoluto, está colonizada por varios microorganismos, algunos buenos, otros menos, como el bacilo de Döderlein. En este caso, sin embargo, no es solo esta barrera defensiva la que produce pérdidas. De hecho, las glándulas cervicales y la exudación de suero de los vasos  contribuyen a la dilución de las pérdidas normales debido a la acción de los lactobacilos.

El resultado final es una pérdida blanca muy líquida, similar a la leche, que continúa durante todo el día y varía en cantidad de una mujer a otra.

Esta pérdida apoya la reacción de los lactobacilos para mantener un pH bajo y, por lo tanto, tiene una acción bactericida contra muchos microorganismos.

Lo último en Bebés

Últimas noticias