Embarazo

¿Qué es el sangrado de implantación?

El sangrado de implantación es una pequeña perdida de sangre que experimenta la mujer cuando el embrión se implanta en el útero.

sangrado de implantación
Qué es el sangrado de implantación y cómo se identifica

Cuando una mujer queda embarazada, se produce el llamado sangrado de implantación, que en ocasiones puede confundirse con la menstruación, de modo que vamos a explicarte al detalle en qué consiste y de qué manera se produce.

¿Qué es el sangrado de implantación?

sangrado de implantación

El sangrado de implantación es básicamente una pérdida de sangre que aparece en algunas mujeres cuando el embrión se implanta en el útero para iniciar el embarazo. Generalmente aparece durante los primeros 10 días de embarazo.

Suele durar poco tiempo: entre 1 y 3 días , aunque en algunas mujeres dura un poco más. Pronto desaparece por completo.

¿Qué lo distingue de la menstruación?

Su principal diferencia con la menstruación es que termina muy rápido y es más una perdida puntual que un flujo. Por lo tanto, se expulsa poca sangre durante este tiempo y la misma es de color marrón.

Hemos de fijarnos bien sin embargo, en el color de la pérdida que hayamos tenido ya que en el caso de que la sangre sea primero marrón y luego se vuelva roja, no es sangrado de implantación. En este caso, se puede dar por sentado que ha llegado tu período y que no estás embarazada.

¿Está en peligro el embarazo cuando hay sangrado de implantación?

No, el sangrado ocurre porque en la acción de implantarse en el útero, el embrión rompe algunos vasos sanguíneos.

La ruptura de los vasos sanguíneos es lo que libera la sangre, pero no tienen nada que ver con el embarazo en sí.

Síntomas durante el sangrado de implantación

Algunas mujeres experimentan algunos síntomas durante los días de sangrado.

Entre los más comunes podemos mencionar:

  • Náuseas
  • Cansancio en extremo. Muy diferente del dolor experimentado durante la menstruación.
  • Deseos de vomitar cuando experimentas olores fuertes o vómitos en ciertos momentos.
  • Dolor bajo en la parte inferior del abdomen.
  • Ganas intensas de orinar con frecuencia
  • Mareos
  • Cambios de humor: irritabilidad o sensibilidad extrema.

En resumen, los síntomas están más asociados con el embarazo y son los mismos que se intensifican en las semanas posteriores a la concepción.

Riesgos y precauciones en el sangrado de implantación

El hecho de experimentar un sangrado de implantación no conlleva el tomar medidas especiales o un tratamiento específico. Tan solo es necesario evitar llevar exceso de peso, beber alcohol, fumar o tomar cualquier medicamento que pueda ser un riesgo para embarazadas.

Aunque podamos llevar una vida normal, es importante sin embargo guiarse por las pequeñas pautas indicadas ya que aunque se haya producido el sangrado y esto signifique que posiblemente estamos embarazadas, no significa que no haya riesgo de aborto espontáneo.

Lo que sí es verdaderamente importante es acudir a un obstetra-ginecólogo en cuanto se produzca el sangrado de implantación, de manera que a través de las pruebas necesarias, nos indique si existe un embarazo realmente.

Lo último en Bebés

Últimas noticias