Un ladrón habitual rocía con gas pimienta a un vigilante de seguridad de un centro comercial

Vídeo: Atlas

Un ladrón habitual, viejo conocido por haber sido interceptado otras tardes por hurtos en el centro comercial de Esplugues de Llobregat, atacó con gas pimienta a un vigilante con quien discutía. El individuo, acompañado de toda su familia,  empezó a enfrentarse al guarda con  insultos como “chipi de mierda” o “sudaca”. Cuando la discusión aumenta de tono, el detenido avisa al vigilante que va “a gasearlo”. Pese a que está con una menor descarga el spray directamente en la cara del vigilante. Se oyen toses, provocadas por el gas, mientras consiguen finalmente reducirlo. Poco después fue puesto en libertad con los cargos de hurto, lesiones y amenazas.