Síntomas de la intolerancia a la lactosa

intolerancia a la lactosa
¿Cómo podemos saber si sufrimos intolerancia a la lactosa?

En los últimos años parece más que habitual escuchar que alguien sufre intolerancia a la lactosa. ¿Cómo podemos saber si somos intolerantes? Hoy te contamos cuáles son los síntomas más comunes de este problema digestivo.

¿Qué es la intolerancia a la lactosa?

intolerancia a la lactosa
La intolerancia aparece tras digerir alimentos con lactosa (leche de vaca y sus derivados).

Es un trastorno que aparece tras digerir la lactosa cuando existe una deficiencia de lactasa (la enzima encarga de digerir la lactosa). Cuando el azúcar que no se absorbe llega al colon, se fermenta  y genera gases que provocan síntomas de intolerancia.

Los síntomas son transitorios y en ocasiones, no se trata de intolerancia sino una señal de la existencia otras enfermedades como la enfermedad de Crohn, enfermedades celíaca o giardiasis, entre otras.

Síntomas de la intolerancia

intolerancia a la lactosa
El dolor abdominal y los gases estomacales son algunos de sus síntomas más comunes.

Los síntomas varían en cada persona y del tipo de lácteo que se haya ingerido, entre otros motivos. Entre los más comunes destacan los siguientes:

  • Hinchazón, dolor abdominal y distensión abdominal
  • Gases
  • Diarrea
  • Borgorigmos
  • Pérdida de peso
  • En algunos casos puede aparecer estreñimiento

Alimentos prohibidos para intolerantes a la lactosa

intolerancia a la lactosa
A parte de la leche, los cereales, la bollería o los helados son algunos de los alimentos que más lactosa contienen.

Estos son los alimentos prohibidos en caso de intolerancia:

  • Leche de vaca
  • Margarina
  • Mantequilla
  • Nata
  • Suero
  • Helados
  • Quesos
  • Purés y sopas elaborados
  • Fiambres
  • Pasteles
  • Batidos, flanes, etc.
  • Bolleria, galletas, pastas, etc.
  • Precocinados
  • Cereales
  • Aderezos de ensaladas y mayonesas
  • Cacao
  • Chocolate con leche
  • Alimentos fritos

Diagnóstico y tratamiento

intolerancia a la lactosa
Se puede averiguar si sufrimos intolerancia a través de pruebas específicas.

En general, se hace el diagnóstico basándose en los síntomas del paciente. Pero si el médico lo cree necesario, se pueden realizar test complementarios como la prueba respiratoria para investigar la eliminación de hidrógeno y la prueba de tolerancia a la lactosa.

  • Tras averiguar si existe intolerancia, el tratamiento no suele estar orientado al consumo de medicamentos. Lo más habitual es que se proceda a la reducción o interrupción del consumo de productos lácteos. Esta interrupción puede ser temporal.
  • También se suele optar por consumir alimentos sin lactosa. En el mercado ya existen múltiples productos sin lactosa como leche, mantequilla, postres, yogures, etc.
  • Para los casos más complejos se recomienda administrar medicamentos para reponer la lactasa. Se toman antes de la comidas, para permitir la correcta digestión de los productos lácteos.

Lo último en Salud

Últimas noticias