Nutrición

¡Un tubérculo de moda en la alta cocina!

Alcachofa de Jerusalén o tupinambo

Alcachofa de Jerusalén o tupinambo
Alcachofa de Jerusalén o tupinambo
0 Comentar

Considerada una planta invasora y muy resistente la alcachofa de Jerusalén o tupinambo, puede alcanzar hasta 3 metros de altura. Produce tubérculos comestibles pero sin almidón, contiene otro hidrato de carbono de bajo índice glucémico por lo que es aconsejable para las personas con diabetes. En otro artículo de Okdiario-recetas hablamos de las algas con sabor a percebes. Hoy te contamos más sobre esta hortaliza de nombre tan curioso.

La alcachofa de Jerusalén o tupinambo es una planta perenne y acostumbrada a adaptarse a distintas situaciones, frío o calor, suelos con escasa agua y todo tipo de plagas. Es por eso que crece rápido en zonas húmedas a lo largo de ríos y arroyos. En ocasiones esta planta ha tenido que ser eliminada de ciertas zonas , porque lo invade todo.

Tiene unas grandes flores amarillas que recuerdan a las margaritas. Es de la misma familia que los girasoles pero su sabor recuerda el de las alcachofas. En España es menos conocida pero se usa con frecuencia en la gastronomía francesa y la canadiense. Esta verdura es originaria de Canadá y los Estados Unidos, la usaban los nativos americanos en su dieta diaria. Fue descubierta en 1585 por el explorador Walter Raleigh en Virginia.

El consumo de este tubérculo aumentó durante la Segunda Guerra Mundial,  en Alemania ya que no fue requisada para pagar indemnizaciones de guerra como pasó con la patata. Después de la Segunda Guerra Mundial, Alemania tuvo que pagar a los aliados 20 mil millones de dólares, se hizo en forma de maquinaria, fábricas o productos. La razón por la que este tubérculo no se requisó te la explico en el apartado siguiente, propiedades e inconvenientes.

Propiedades e inconvenientes del tupinambo

Tiene un bajo índice glucémico

Alcachofa de Jerusalén o tupinambo 2
Alcachofa de Jerusalén o tupinambo

Las raíces de esta planta forman tubérculos y estos tubérculos son ricos en inulina un tipo de fibra vegetal pobre en calorías y con un bajo índice glucémico. Estos tubérculos se pueden usar de forma similar las patatas, fritos, cocidos, al horno aportan 73 calorías (las patatas 77 por 100 gramos). Su sabor es similar al de las alcachofas pero ligeramente más dulce, de ahí que en restaurantes que elaboran cocina innovadora se utilice cada vez más.

Suele causar flatulencia

A pesar de que se puede cocinar de múltiples formas, su composición la hace más difícil de digerir y suele causar flatulencia. Este inconveniente se puede mitigar añadiendo semillas de hinojo u anís especias que contrarrestan los gases. Sin embargo después de la Segunda Guerra Mundial, en algunos países de Europa esta verdura dejó de consumirse al asociarse como un alimento de guerra. En la actualidad dada su facilidad de cultivo y resistencia su consumo vuelve a ser interesante como un alimento alternativo a la patata.

 También te puede interesar

Beneficios del kéfir

Beneficios de kéfir
Beneficios de kéfir

Si te ha gustado el post de la alcachofa de Jerusalén o tupinambo, puedes compartirla en tus redes sociales favoritas (Twitter, Facebook, etc). Cada día habrá nuevas recetas y trucos para ti, ¡Síguenos en Facebook @okrecetasdecocina!

Recetas relacionadas

Lo más vendido

Categorías

Últimas recetas