Ansiedad

Vitaminas para tratar la ansiedad

Entre los diferentes suplementos y complementos alimenticios que te ayudarán, están las vitaminas para tratar la ansiedad. ¿Conocías este tipo de productos? Toma nota.

Vitaminas contra la ansiedad
Ansiedad y vitaminas

La ansiedad es uno de los grandes problemas de nuestro tiempo. Cada vez es más común el consumo de ansiolíticos, que va aumentando en todo el mundo. España no es la excepción: ansiolíticos y antidepresivos son el tercer grupo de medicamentos más utilizado, después de los analgésicos y antiinflamatorios, y su consumo es un 37% superior a la media europea. Si no quieres formar parte de esta estadística, te interesará saber que puedes mitigar la ansiedad con alimentos o suplementos ricos en vitaminas y otros nutrientes.

Vitaminas del grupo B para tratar la ansiedad

Las vitaminas del grupo B ocupan el primer lugar en el tratamiento natural de la ansiedad. Este amplio grupo participa en muchas funciones del cuerpo cuya regularización es esencial para disminuir la ansiedad. Sus funciones específicas son:

  • Vitamina B1 o tiamina: normaliza los niveles de azúcar en la sangre y ayuda a combatir la fatiga.
  • Vitamina B3 o niacina: participa en el metabolismo de las grasas y la glucosa. Facilita la producción de serotonina, conocida como la hormona de la felicidad ya que ayuda a regular el sueño y equilibrar el estado de ánimo. Los niveles bajos de serotonina se relacionan con la depresión.
  • Vitaminas B9 y B12: trabajan en equipo para producir glóbulos rojos. Se ha relacionado la falta de vitamina B con la depresión y los trastornos del estado de ánimo.
  • Vitamina B5 o ácido pantoténico: participa en el metabolismo de la energía de los alimentos y mejora la actividad de las glándulas suprarrenales, aliviando muchos síntomas asociados al estrés y la ansiedad.

Vitamina D, la vitamina del solRayos solares y vitamina D

La vitamina D se encuentra en cantidades muy pequeñas en unos pocos alimentos, sin embargo, sin ella no funcionaría nuestro sistema inmunitario y el organismo no podría absorber el calcio de los alimentos.

En realidad, se la conoce como la vitamina del sol, ya que el organismo la metaboliza a partir de la exposición a la luz solar. Es conocido el llamado trastorno afectivo estacional, una depresión del estado de ánimo que padecen los habitantes de latitudes con pocas horas diarias de luz solar. ¡Las personas con estrés, ansiedad o depresión tampoco tienen muchos días soleados en su calendario!

Cómo incorporar vitaminas contra la ansiedad

  • Las vitaminas están presentes en todos los alimentos. Adopta una dieta variada y saludable, rica en legumbres, frutos secos, frutas y vegetales frescos.
  • La asimilación de las vitaminas mejora con un estilo de vida saludable. Treinta minutos de caminata diaria es un ejercicio positivo y económico.
  • No prives a tu organismo de la vitamina D. Es tan sencillo como recibir luz natural la mayor cantidad de horas por día. Abre las ventanas, haz una caminata, deja de mirar el teléfono móvil.

Antes de hacer cualquier cambio en tu dieta para combatir la ansiedad, consulta con tu médico. ¡Tu salud te lo agradecerá!

Lo último en Salud

Últimas noticias