Salsas

Salsa para carnes de vino tinto con aroma de trufa

Salsa para carnes de vino tinto con aroma de trufa
0 Comentar

Cualquier preparación a base de carne, como un asado, necesita de un acompañamiento que la convierta en un plato jugoso y lleno de sabor. La salsa para carnes de vino tinto con aroma de trufa supone el toque perfecto para convertir a nuestras recetas en una auténtica experiencia gourmet.

Para preparar esta salsa para carnes necesitamos un litro de caldo de carne, 2 vasos de vino tinto, 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 10 gramos de trufas, harina fina de maíz, pimienta y sal.

En primer lugar, pelamos la cebolla y la picamos muy fina. Calentamos un chorro de aceite de oliva virgen extra en una sartén antiadherente y añadimos la cebolla. Pasados unos cinco minutos, añadimos los dos vasos de vino tinto y esperamos a que reduzcan a la mitad.

Agregamos el caldo de carne y dejamos que toda la mezcla se cocine en la sartén durante cinco minutos. Mientras, echamos en un vaso de agua fría un poco de harina fina de maíz que usaremos para espesar la salsa.

Cuando la mezcla con el caldo de carne comience a hervir añadimos el agua con la harina fina de maíz y mezclamos bien. Podemos retirar la salsa y echarla en un recipiente, batiéndola bien con unas varillas. Añadimos la trufa rallada, salpimentamos, removemos bien y dejamos que la salsa repose  durante al menos dos horas.

Las trufas son una variedad de hongos muy valorados en la alta gastronomía. Existen hasta treinta tipos de trufa comestible y crecen de forma subterránea, asociadas a ciertos tipos de árboles o arbustos como el roble, el avellano o la encina.

Las especies más apreciadas son la Trufa Blanca o del Piemonte y la Trufa Negra de Invierno o de Périgord.  La blanca puede alcanzar algunos de los precios más altos del mercado, con 2000 o 3000 euros por kilo, es de color ocre pálido y tiene un olor intenso. La Trufa Negra de Invierno tiene una apariencia parecida a la de un pedazo de carbón, un sabor ligeramente amargo y un olor picante.

Existen otras variedades mucho más baratas pero con cualidades gastronómicas inferiores. A la hora de utilizar este ingrediente en nuestros platos tendremos que utilizar aquella especie de trufa que más se adapte a las posibilidades de nuestro bolsillo.

A la hora de consumir una trufa hay que limpiarla bien de tierra con un cepillo, secarla y conservarla en un recipiente durante más de una semana en la nevera o también en el congelador.

Resumen
recipe image
Receta
Salsa para carnes de vino tinto con aroma de trufa
Fecha
Valoración
11stargraygraygraygray Based on 1 Review(s)

Noticias relacionadas

Categorías

Últimas recetas