La ‘singular’ Carmena

La ‘singular’ Carmena

Manuela Carmena emparenta con Ricardo González —juez del Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) en el caso de La Manada— en las llamativas ‘singularidades’ que protagonizaron algunas de sus decisiones cuando era jueza. La ahora alcaldesa de Madrid absolvió a un acusado de agresión sexual a un niño de 12 años porque el menor “no aparentaba su edad”. La persona acusada tenía entonces 27 años y el supuesto agredido tan solo 12, —uno por debajo del límite para tener relaciones sexuales consentidas— pero Carmena argumentó  que “su aspecto físico correspondía a una persona de mayor edad”. Si llamativas fueron dichas explicaciones y la consiguiente decisión, más aún lo fue la determinación que tomó dos años después, cuando absolvió a un condenado por intento de violación al no apreciar “propósito libidinoso” ni “excitación”.

Unas palabras difíciles de entender si tenemos en cuenta que entre los hechos probados de la sentencia queda claro que la persona “abordó a la joven, a quien agarró del cuello por detrás, ayudado de un tubo de hierro, con el que intentó golpearla”. La continuación del relato es desgarradora, ya que dichos hechos probados especifican que el acusado “arrastró” a la mujer hacia “una zona de arbustos y arrancándole el abrigo, la camiseta y el sujetador que vestía”. A pesar de esta sórdida escena, Carmena no percibió “excitación sexual” y lamentó “impotencia al no haber sido capaces de esclarecer debidamente el suceso”. ¿Qué habría dicho el partido al que representa si estos hechos se dirimieran ahora en sede judicial?

El día que se supo la sentencia a los cinco miembros de ese grupo abyecto llamado La Manada, la portavoz del Ayuntamiento de Madrid, Rita Maestre, dijo: “El mensaje que se nos lanza a las mujeres es desesperanzador”. Un lamento al que se unieron tanto desde Ahora Madrid como desde su partido matriz: Podemos. Todos ellos fueron especialmente beligerantes contra el magistrado Ricardo González que, como Carmena hiciera más de una década atrás, quiso absolver —sin conseguirlo por fortuna— a los cinco componentes de La Manda. La hemeroteca y las declaraciones dejan a cada uno en su lugar. Si Podemos promovió manifestaciones frente al Ministerio de Justicia para protestar por lo acaecido en Navarra, también tendría que pedirle ahora explicaciones a su cabeza visible en la capital de España.

Últimas noticias