Comunidad de Madrid

Ayuso invita a la oposición a pactar cómo será la ‘vuelta al cole’ tras el confinamiento

Isabel Díaz Ayuso, presidenta del Gobierno de la Comunidad de Madrid, ha abierto este jueves a todos los grupos políticos de la Asamblea de Madrid el debate sobre cómo afrontar la vuelta a los colegios.

En la sesión de control al Gobierno, la presidenta ha respondido así a una pregunta dirigida por la portavoz regional de Vox en el Parlamento autonómico, Rocío Monasterio. Con esta medida se busca evitar el problema que se va a dar en muchas familias con hijos pequeños «cuyos padres van a querer incorporarse al trabajo y no van a poder por no tener abiertos los colegios por le miedo al contagio por el coronavirus».

Isabel Díaz Ayuso ha defendido que todos los parlamentarios comparten esa inquietud a la hora de planificar el próximo curso escolar. Es necesario estudiar cómo los niños puedan volver a las aulas con todas las medidas de seguridad mientras sus progenitores también vuelven a sus empleos dejando atrás el teletrabajo.

«Se abre una gran incertidumbre en todas las administraciones», ha indicado Ayuso para reconocer que les hubiera gustado adelantar las fases y que desde el 24 de mayo los niños estuvieran en clase. No obstante, según lo que están observando, la Comunidad ha reseñado que los alumnos de Educación Primaria, si la región pasa a la fase 2, volverán a la normalidad de las clases el lunes. A partir de la fase 3, ya se abrirían las escuelas infantiles.

Así, ha detallado que han destinado 18 millones de euros para reactivar la Educación Infantil, políticas para impulsar el teletrabajo y permitir la flexibilidad horaria. Al tiempo que ha admitido que estamos ante «un reto muy difícil» y son «conscientes» de lo que tienen «por delante».

«Un acto revolucionario»

Posteriormente, Rocío Monasterio ha hecho notar sy preocupada por la situación de crear una familia en España. Se trata, dice, «de un acto revolucionario que las élites progresistas han atacado y que los medios han promocionado esa baja natalidad». «Quieren una sociedad de hombres solos y fáciles de manejar», ha afeado.

En la crisis del Covid-19, Vox ha criticado que se haya «hablado muy poco de los niños» solo «para si pueden salir al parque a desfogarse» pero no de «las consecuencias de este encierro en su desarrollo personal». «¿Cómo vamos a transmitir a nuestros hijos esperanza, optimismo, un proyecto y darles certidumbre? No queremos una generación de niños del Covid y no pido que acierten cien por cien con un plan… pero sí afrontar lo que viene por delante», ha apostillado.

Ronda con la oposición

Este gesto con la oposición para consensuar la desescalada en el ámbito educativo se suma al anuncio de Isabel Díaz Ayuso de una ronda de reuniones desde esta misma semana con los grupos parlamentarios de la oposición. Como ya hiciera al comienzo de la crisis cuando pactó el cierre de los colegios, la dirigente regional quiere seguir contando con los grupos de la Asamblea para discutir sus medidas para reactivar Madrid. Este mismo jueves mantendrá una reunión con Vox, como gesto por facilitar su investidura, y otro con PSOE. Por su parte, Más Madrid y Podemos tendrán que esperar a este viernes para verse con la presidenta.

En redes sociales lo ha anunciado, después de que este miércoles el Consejo de Gobierno debatiese la relación qué el Ejecutivo mantendrá con la oposición así como el formato en el que se les presentará el plan transversal para la reconstrucción, que se anunció la semana pasada.

Los encuentros serán por las tardes en la Real Casa de Correos, sede del Gobierno regional, y a ellos también acudirá Ignacio Aguado. Un vicepresidente que por su cuenta ya había emprendido unas mesas redondas con los portavoces de la oposición. No obstante, ni PP ni Vox acudieron a su llamada.

Ayuso defendió que las relaciones entre el Gobierno que lidera y la oposición parlamentaria debían ser establecidas primero dentro del Gobierno y avisó que prefería que tuviese lugar una ronda de contactos, que comenzase por Vox, al ser este el partido que con sus votos facilitó la conformación del Ejecutivo. Además, avisó que para pedir «unidad» primero eran ellos los que tenían que estar «unidos».

Ayuso invita a la oposición a pactar cómo será la ‘vuelta al cole’ tras el confinamiento
Aguado y partidos de izquierda inician diálogo en una primera reunión cordial. (Foto: EP)

Por su parte, desde Vox, aseguraron que no comprendían que Aguado ejerciera «unas competencias que no le corresponden como vicepresidente de la Comunidad de Madrid» y destacaron que la reunión que convocó «no representa la posición del Gobierno de la Comunidad de Madrid».

«Una buena noticia»

Aguado en rueda de prensa ha aplaudido la decisión del Gobierno regional de «tener una relación fluida con la oposición». «Creo que es una buena noticia para el conjunto de los madrileños, nos hayan votado o no nos hayan votado. Es importante ser el Gobierno de todos», ha expresado.

«Creo que hemos derrumbado una muralla, un dique, que existía, un tanto invisible pero que imposibilitaba de alguna manera una relación normalizada entre Gobierno y oposición. Yo creo que es un día para estar contentos y satisfechos», ha apuntado.

La intención es «intercambiar opiniones, saber qué propuestas tienen ellos y siempre en la medida de lo posible, y cuando no contravengan la línea ideológica» del Ejecutivo, intentar «ponerlas en marcha y sumarlas a las que ya se han aprobado». Según el ‘número dos’ del Ejecutivo, esta mano tendida busca «colaboración, reducir la crispación y sacar propuestas positivas para el conjunto».

Pese a que Vox irá primero, a pesar de no ser el grupo mayoritario, Aguado ha afirmado que los encuentros se mantendrán «en el plano de la igualdad», aunque ha recalcado que a él el orden le importa «bastante poco». Además, ha revelado que Rocío Monasterio ha trasladado que «ella no tiene predisposición de ser tratada diferente que el resto de partidos políticos» sino que busca «el diálogo».

Lo último en España

Últimas noticias