DILIGENCIAS P14783/2018: CASO TESTAFERROS

Lo que Corinna dijo al fiscal al preguntarle si las cuentas suizas eran de Juan Carlos: "Sí, absolutamente"

Arturo Fasana, Princesa Corinna y Dante Canonica
Arturo Fasana, Princesa Corinna y Dante Canonica

“¿Está usted segura de que el dinero es de Don Juan Carlos I de España?”. Le preguntó Yves Bertossa, el fiscal de Ginebra, a Corinna Sayn Wittgenstein, sobre los fondos que aparecían en las cuentas de la Fundación Zagatka de Vaduz.

La ex compañera sentimental de Juan Carlos I contestó sin dudar: “Sí, absolutamente”. Bertossa insistió y le planteó la pregunta tres veces y en otras tantas ocasiones la princesa alemana le contestó con contundencia lo mismo: "Sí, absolutamente".

La escena se desarrolla en el despacho del representante del Ministerio Público suizo el pasado 19 de diciembre antes de que los testaferros investigados Arturo Fasana y Dante Canonica se sometiera a un careo con la princesa alemana.

El fiscal suizo le planteaba esa pregunta a la testigo porque quería conocer la procedencia de los fondos que figuraban en las cuentas de Fondation Zagatka. La fundación, fundada en 2003 en Vaduz (Liechtenstein), estaba a nombre del tercer testaferro investigado, Álvaro de Orléans Borbón.

Bertossa quería saber si el primo de Don Juan Carlos figuraba en las escrituras como primer beneficiario, pero en el fondo lo hacía como hombre de paja.

Tras la pista de los testaferros

Las diligencias P14783/2018Y, instruidas por el Ministerio Público de la República de Ginebra, fueron abiertas en agosto de 2018 para demostrar Arturo Fasana, Dante Canonica y Álvaro de Orléans participaron como asesores legales y testaferros de Juan Carlos I en un sin fin de operaciones económicas. De momento, sigue investigando los documentos intervenidos a los despachos de los intermediarios suizos.

Corinna Sayn Wittgenstein además de comparecer ante el fiscal Bertossa mantuvo un duro careo con los testaferros de Don Juan Carlos, los suizos Arturo Fasana y Dante Canonica, en las dependencias del Ministerio Público de Ginebra.

Según fuentes jurídicas helvéticas, la princesa alemana salió airosa de la prueba. En cambio, los intermediarios del Rey Emérito incurrieron en un cúmulo de imprecisiones y contradicciones.

Las mismas fuentes señalaron a OKDIARIO que Corinna convenció al fiscal de Ginebra cuando señaló a Fasana y Canonica como los verdaderos testaferros de Su Majestad y afirmó categóricamente que Álvaro de Orléans estaba al frente de Zagatka pero que la fundación era propiedad del Rey Emérito.

Esas acusaciones ya las había mantenido en el verano de 2015 cuando fue grabada por Villarejo en su residencia londinense de Eaton Square. La princesa alemana desconocía en aquel encuentro que el comisario la estaba grabando, por lo que su testimonio adquiría una mayor credibilidad.

Las investigaciones del Ministerio Público de Ginebra contra Álvaro de Orléans arrancaron a raíz de esas confesiones de la princesa Corinna, grabadas subrepticiamente sin que la princesa alemana se percatara.

En la conversación, Corinna afirmaba que Álvaro de Orléans Borbón se aprovechaba de su residencia en Mónaco, una plaza considerada un paraíso fiscal, para ocultar los bienes del monarca. Los otros dos testaferros, con sede en Ginebra, según ella, eran Fasana y Dante Canonica.

Corinna, la ex compañera sentimental del Rey Emérito durante seis años, aseguraba a Villarejo en la cinta que Álvaro de Orléans había actuado de testaferro de Don Juan Carlos en inversiones y en la ocultación de propiedades:

“Han puesto algunas cosas a nombre de su primo, que es Álvaro Orleans Borbón….. Las cuentas de bancos en Suiza se han puesto a su nombre….. Ahora están tratando que yo pase esas cosas a Álvaro a través de Dante (Canonica). Me están haciendo la guerra porque yo no quiero cometer un delito”, afirmaba la princesa alemana.

La pista de la Fundación Zagatka es la prueba más contundente que posee el fiscal Bertossa para vincular los intereses de Don Juan Carlos con los testaferros Canonica, Fasana y Álvaro de Orleans.

El primo del Rey Emérito declaró ante Bertossa que Zagatka es de su propiedad, pero los documentos encontrados por la policía en los despachos de Canonica y Fasana abren otras perspectivas en las investigaciones.

Fondation Zagatka fue constituida en la capital de Liechtenstein, en octubre de 2003 como “un fondo familiar”. La firma tiene su sede legal en el domicilio del trust Allgemeines Treuunternehmen (ATU), en Äulestrasse 5 de la capital del paraíso fiscal europeo.

ATU es una firma internacional de consultoría y fideicomiso, con 90 años de experiencia que se dedica a la “estructuración de activos internacionales”, como recoge en su página web. Según los datos registrales consultados por OKDIARIO, el gerente actual de la fundación es una sociedad alemana con sede en Frankfurt

La ventaja de contar con la colaboración de la firma ATU de Vaduz radica en el aprovechamiento de sus ramificaciones societarias en varios paraísos fiscales del Caribe y Asia. El gestor de Fondation Zagatk posee delegaciones en Panamá (Torre Banco Panamá Piso 15 Boulevard Costa del Este y Av. La Rotonda), Zurich (Wilfriedstrasse,7), Tórtola (Sir Francis Drake’s Highway P.O Box 3463 Road Town Tórtola. Islas Vírgenes Británicas), Hong Kong y Shanghai.

Lo último en Investigación