POSIBLE DELITO DE ALZAMIENTO DE BIENES

El conseller Turull dona el 50% de su vivienda a su mujer para evitar que se la embarguen por firmar el 1-O

Carles Puigdemont
Oriol Junqueras, Carles Puigdemont y Jordi Turull.
Comentar

El conseller de Presidencia de la Generalitat, Jordi Turull, ha desafiado al Tribunal Constitucional afirmando: “Ya puede tronar, nevar o hacer mucho viento. Celebraremos el referéndum porque es nuestro contrato con los ciudadanos de Cataluña“.

Pese a la firmeza que transmiten estas palabras, el número 3 de Carles Puigdemont no las tiene todas consigo. Jordi Turull acudió el pasado 8 de junio a una notaría de Barcelona para poner la mitad de su vivienda a nombre de su mujer, con el fin de evitar que el juez la embargue en el proceso judicial abierto por la celebración del referéndum ilegal de independencia.

Se trata de una vivienda de dos plantas, con una superficie construida de 116 metros cuadrados y un patio posterior, sobre un solar de 96 metros cuadrados. Se encuentra en Parets del Vallés (Barcelona), un municipio de 20.000 habitantes ubicado a 20 kilómetros de la Ciudad Condal. Jordi Turull tiene dado de alta su despacho de abogados en este mismo inmueble, según la página web del Colegio Oficial de Abogados de Granollers.

El conseller de Presidencia compró la vivienda en enero de 1994. Sobre el inmueble pesa una hipoteca concedida por la Banca Jover, por un importe de 48.080 euros. La vivienda está tasada “a efectos de subasta” en 96.402 euros, aunque su valor real de mercado es muy superior.

Una cuenta bancaria con 12.000 euros

El conseller Turull acudió el pasado 8 de junio al despacho de la notaria Blanca García Oquendo, situado en la Avenida Madrid de Barcelona. Allí formalizó la escritura para “donar” el 50% del inmueble que le pertenecía a su mujer, Blanca Bragulat Rovira. Según consta en el Registro de la Propiedad, Turull deberá abonar por este trámite 4.801 euros en concepto de Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

Su esposa y beneficiaria de este patrimonio, Blanca Bragulat, trabaja como jefa de prensa de la Agencia de la Vivienda de la Generalitat. En las elecciones locales de 2007 ocupó el puesto número 8 de la candidatura de CiU al Ayuntamiento de Parets del Vallés.

Hasta hace pocas semanas, el conseller Jordi Turull también constaba como titular de una cuenta bancaria, compartida con Blanca Bragulat, con un saldo de 12.000 euros. En este caso, según las fuentes consultadas por OKDIARIO, Turull habría puesto la cuenta a nombre exclusivamente de su mujer.

El conseller de Presidencia habría dado estos pasos para evitar que su patrimonio sea embargado por el juez, en el proceso abierto contra todos los miembros del Govern por firmar la Ley de convocatoria del referéndum ilegal del 1-O.

Un delito de alzamiento de bienes

En total, ha puesto a nombre de su mujer bienes que suman 96.024 euros. Al hacerlo, podría haber incurrido en un delito de alzamiento de bienes, dado que resulta evidente su intención de eludir a la acción de la justicia una parte de su patrimonio.

Fuentes jurídicas consultadas por OKDIARIO indican que, aun así, el juez puede embargar la mitad de la vivienda que todavía permanece a nombre de Jordi Turull, si éste es condenado por la convocatoria del referéndum ilegal o si debe responder con su patrimonio de la fianza que se le impongan.

El conseller de Presidencia habría evitado, al menos, el embargo de la mitad de la vivienda que ahora está a nombre de su mujer. En el caso extremo de que el juez ordenara subastar la vivienda, muy probablemente la subasta quedaría desierta (nadie quiere comprar la “mitad indivisa” de una casa que además está habitada).

Y su mujer siempre podría ejercer el “derecho de retracto” con carácter preferente, para recomprar a precio de subasta (muy inferior al del mercado) la mitad del inmueble embargado. Las mismas fuentes señalan que, en caso de que el juez considere probado que Turull ha realizado esta maniobra para eludir la acción de la justicia, puede anular la donación escriturada ante notario el pasado mes de junio.

Una colecta para ayudar a Artur Mas

El número 3 de Carles Puigdemont pretendería evitar así verse en la misma situación que el ex presidente Artur Mas y otros 10 ex altos cargos del Govern, a los que el Tribunal de Cuenta exige ahora que paguen de su bolsillo los 5,1 millones de euros que costó el referéndum ilegal del 9-N.

En la Diada independentista del pasado 11 de septiembre, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) puso en marcha una colecta para ayudar a los imputados a pagar esta suma. La asociación ha creado una “caja de solidaridad” y ha habilitado dos cuentas bancarias para este fin.

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ya ha admitido a trámite la querella interpuesta por la Fiscalía contra Carles Puigdemont, Jordi Turull, Oriol Junqueras y el resto de miembros del Govern, por convocar el referéndum ilegal. La Fiscalía ha solicitado a la juez instructora que imponga una fianza a los imputados para garantizar que puedan responder de estos hechos.

El Tribunal Constitucional anuló el pasado mes de julio varias partidas del presupuesto de la Generalitat, que estaban reservadas para la celebración de la consulta ilegal, por un importe de 6,2 millones. Por tanto, esta podría ser la cantidad de la que podrían tener que responder ahora Carles Puigdemont y sus consellers.

El acoso contra los alcaldes

OKDIARIO ya publicó el pasado 24 de julio que “miembros del Govern ponen sus bienes a nombre de terceros para evitar embargos por el referéndum”. El titular de Presidencia, Jordi Turull, sería uno de los miembros del Ejecutivo catalán que ya han dado este paso.

El ex conseller de Empresa de la Generalitat Jordi Baiget expresó el pasado 2 de julio la inquietud que compartía con varios de sus compañeros de gabinete: “Podría aguantar tener que ir a prisión, pero no que me toquen el patrimonio“. Inmediatamente, fue destituido por el presidente Carles Puigdemont.

Ahora, el conseller de Presidencia Jordi Turull ha sido el encargado de señalar a los alcaldes que se niegan a colocar las urnas, advirtiéndoles que los catalanes distinguirán entre los que “ayudan a votar o los que ayudan a impedirlo”, y ha pedido a la regidora de Barcelona, Ada Colau, un mayor compromiso con el referéndum ilegal.

Mientras, Turull ha puesto su patrimonio a buen recaudo, para evitar que la Justicia se lo embargue por las ilegalidades en las que ha incurrido junto al resto de miembros del Govern de Puigdemont. Tanto Jordi Turull como su esposa, Blanca Bragulat, han eludido realizar a OKDIARIO cualquier comentario sobre estos hechos.

Últimas noticias