Investigación

Rodríguez Menéndez y Francisco Mercado chantajearon a Inda: “50.000€ o el tema se desmadrará y será peor”

El abogado Rodríguez Menéndez. (Foto: EFE)

La salida de OKDIARIO del periodista de investigación, Francisco Mercado, estuvo marcada desde el principio por un intento de chantaje planificado junto al abogado condenado Emilio Rodríguez Menéndez.

Mercado, tras un mes de ausencia injustificada de su puesto de trabajo, recurrió a la cláusula de conciencia para justificar su marcha del diario digital asegurando que no compartía la línea editorial. A continuación, se puso en manos de Rodríguez Menéndez, que había venido siendo su fuente en informaciones falsas que OKDIARIO se negó a publicar.

El polémico abogado fue condenado a un total de 12 años de prisión por la Justicia española por extorsionar con un vídeo de contenido sexual al ex director del diario El Mundo, Pedro J. Ramírez, y por defraudar a Hacienda. Tras ingresar en prisión, se fugó en el verano de 2008 a Argentina aprovechando un permiso carcelario y en el 2014 volvía a nuestro país y abría su actual despacho de abogados.

Mercado, tras no aparecer durante cerca de un mes por la redacción, chantajeó a través Rodríguez Menéndez a Eduardo Inda trasladándole una serie de exigencias a cambio de no hacerle una polémica campaña en los medios de comunicación.

El periodista que también protagonizó una controvertida salida de Voz Populi y del diario El País, en el que desempeñó gran parte de su carrera periodística, reclamó a Inda primero el pago de 50.000 euros, más una mensualidad, y quedarse en propiedad con el ordenador y el teléfono móvil de empresa. Después, subió sus pretensiones económicas hasta los 100.000 euros.

Mercado, semanas antes de dejar la redacción de OKDIARIO, vació sus estanterías y armarios con decenas de documentos, muchos de ellos adquiridos mientras trabajaba en este periódico digital.

Tras ser víctima de este chantaje, el director de OKDIARIO se veía obligado a tener que grabar excepcionalmente -el código deontológico de este medio lo prohíbe- una de las conversaciones que mantuvo con el abogado con el objetivo de poder acreditar ante la Justicia el presunto delito del que estaba siendo víctima.

OKDIARIO publica una prueba de esta actuación, una llamada telefónica entre Emilio Rodríguez Menéndez (ERM) y Eduardo Inda (I) :

En este audio, Rodríguez Menéndez deja claro que la petición económica es de 50.000 euros más una mensualidad y reclama a Inda que, a través de un tercer abogado, ajeno a OKDIARIO, le haga llegar una respuesta sobre este “chantaje”.

I: Y luego claro, lo que Paco no puede pretender es que le demos 50.000 euros como si fuera un blindaje porque además yo no lo puedo justificar ante mis socios. Podíamos hacer una cosa menor, pero 50.000 euros… yo, claro, ¿qué le digo a mis socios? Tiene un blindaje, me dirán, pues mira no.

ERM: Vamos a ver, primero que venga con una propuesta y luego hablamos Eduardo.

I: Bueno bien, pero el punto de partida, ¿cuál es, 50.000 pavos?

ERM: La propuesta es la que te hicimos, luego que él venga y vemos las cosas, pero primero vamos a ver las cosas a las que podemos llegar a un acuerdo.

(…)

ERM: Que te estoy diciendo, que en la reunión podemos perfectamente, que venga este señor, que me haga una propuesta, que la propuesta era muy amplia, no sólo era económica, vamos a ver en qué puede haber acercamientos.

I: Vale, bien. Pero es que el primer día eran 50.000 euros y luego dice 50.000 euros y una mensualidad, aquí es cada día… esto es como la Bolsa, sube un 10%.

ERM: Son dos cosas diferentes, siempre ha sido la mensualidad, pero vamos todo eso es discutible, pero vamos a hablarlo.

I: Vale, y luego él quería el ordenador y el teléfono, correcto ¿no?

ERM: Y el ordenador y el teléfono.

I: ¿Y luego que más quería? Porque yo de verdad…   

ERM: Nada más, nada más.

Minutos después, Rodríguez Menéndez pide a Eduardo Inda que asista a la reunión que se va a organizar con el tercer abogado para “tomar decisiones”. Si no, asegura Rodríguez Menéndez, el tema “se va a desmadrar y será peor”.

I: Sí, sí, si quieres yo voy con el abogado y, si no, que vaya él.

ERM: Ven tú con él, a mí me da lo mismo, no me plantea ningún problema.

I: A mí, lo que digáis, si es una cosa que es entre abogados que vaya él y lo discutís entre abogados y ya está y santas pascuas.

ERM: A lo mejor es bueno que tú vengas para que se puedan tomar decisiones porque este tema se va a desmadrar y si se desmadra va a ser peor.

I: Oye, pues si se desmadra, que se desmadre. Qué le vamos a hacer.

ERM: Vamos a evitar que se desmadre entre todos, chico.

I: Pero digo, tú y yo llegamos a un acuerdo de estar tranquilos, de que tú lo contenías y ya la ha liado por partida doble, entonces claro.

ERM: Vamos a ver, que quede muy claro. Yo, mis compromisos son los temas legales, si él lía temas con prensa y tal yo ya no te puedo sostener porque ni yo tengo autoridad para que se esté quieto, ¿me entiendes? Yo lo que te puedo decir es lo que te dije a nivel legal.

Últimas noticias