Belleza

Cómo depilarse con cera caliente

depilarse con cera caliente
La depilación es básica tanto por higiene como por estética

La depilación es una de las rutinas de higiene y belleza más importantes, ya que dejar que se acumule el vello en determinadas zonas es antiestético y puede producir malos olores. ¿Quieres saber cómo depilarse con cera caliente? Sigue leyendo y toma nota de las claves para hacerlo de manera correcta.

Hoy en día hay varios métodos de depilación, cada uno más adecuado según la zona y sobre todo según las preferencias de quien se va a depilar. Hacerlo con cera caliente no es para todo el mundo, ya que suele doler un poco, sobre todo mientras no te acostumbras.

Pasos para depilarse con cera caliente:

  1. Prepara la piel: lo primero que tienes que hacer es preparar tu piel, en este caso necesitas tenerla bien limpia y seca. Si es posible, exfolia la piel el día antes para tenerla totalmente lisa cuando llegue el momento.
  2. Calienta la cera: pon a calentar la cera en el método que hayas elegido, que puede ser el microondas, un cazo o un calentador especial para cera, entre otros.
  3. Esparce la cera: coge una espátula de madera y ve esparciendo la cera por la zona que te quieras depilar. No abarques demasiado, que sea por ejemplo una zona del largo de la mano y la mitad de anchura. Una cantidad adecuada para que puedas pegar el tirón con comodidad.
  4. Tira de la cera: una vez que has esparcido la cera y la has dejado unos segundos que se endurezca para que atrape el vello, tira con fuerza para arrancarla. Es el peor momento a la hora de depilarse con cera caliente, pero un paso imprescindible para poder lucir un cuerpo sin vello.
  5. Vuelve a esparcir: después de tirar para llevarte la cera, vuelve a esparcir en otra zona en la que tengas vello y repite el proceso del tirón. Haz esto una y otra vez hasta que no que te quede ningún vello.

Recomendaciones para depilarse con cera caliente:

  • No tomes el sol desde dos días antes de la fecha en la que tienes pensado depilarte.
  • Un par de horas antes de la depilación debes aplicar una loción hidratante a base de agua que no sea grasa.
  • Espera siempre a que tu vello tenga al menos 5 mm de largo, de esa forma conseguirás los mejores resultados.
  • Es recomendable que la cera esté a una temperatura de entre 36-37 grados, y deja que enfríe un par de minutos. Nunca te apliques la cera estando a más de 42 grados.

Lo último en How To