Música

Elena Tablada responde con contundencia a la demanda de David Bisbal

Elena Tablada responde con contundencia a la demanda de David Bisbal
David Bisbal y Elena Tablada

Elena Tablada no se queda callada ante la segunda demanda intepuesta por David Bisbal

David Bisbal y Elena Tablada se vieron las caras en los juzgados el pasado mes de abril tras la demanda interpuesta por el cantante hacía su expareja con el fin de conseguir más protección para la hija fruto de su relación, Ella. Para David lo más importante es la intimidad y la privacidad, siempre ha velado por la seguridad de su hija y debido a esto nunca ha querido que se publicasen imágenes suyas en las redes sociales.

El artista almeriense consideró que su ex pareja Elena Tablada publicaba demasiadas imágenes de su hija en su cuenta de Instagram, poniendo en peligro su intimidad. Por ello, solicitó ante el juzgado que no se publicasen más imágenes de la pequeña en las redes sociales. Tras la primera demanda, David volvió a demandar a su ex pareja la semana pasada, al considerar que su ex pareja actualmente sigue incumpliendo el acuerdo de no publicar imágenes de la menor en su cuenta de Instagram.

Tras solicitar la resolución judicial y su ejecución inmediata, Elena Tablada tomó cartas en el asunto y publicó una imagen en su cuenta con un mensaje dedicado a su ex pareja “Nos podrán querer ocultar, pero nunca nos podrán separar” escribió la empresaria en una imagen en la que aparecía su mano entrelazada con la de Ella.

View this post on Instagram

Si hay algo de lo que me siento plenamente orgullosa es de mi hija, mi maternidad, mi entrega y mis infinitas ganas de superarme como madre día tras día. Hoy me siento agradecida a pesar de haber tenido que atravesar algunos acontecimientos judiciales. Estoy agradecida a la justicia de este país, porque realmente ha sido justa. La mejor manera de proteger a mi hija es no seguir haciendo declaraciones falsas y destructivas y dejar de mandar comunicados sobre este proceso para justificarse. Quedó acreditado que todas las acusaciones de que yo como madre mercadeé, comercialicé o negocié con mi hija son falsas, con la gravedad de ese desafortunado comentario, esto le hace más daño a mi hija que una foto compartida por su madre. A pesar de todas las contradicciones… ya que vi a mi hija etiquetada en una marca de vestidos – apareciendo de tal manera en la web de la misma, blog..- no tiene sentido nada de esto, no hay más ciego que el que no quiere ver. No se trata de ganar o perder. Se deben valorar los derechos de ambos padres, sean quienes sean y, sobre todo los derechos de Ella. Cualquiera que me conozca sabe los valores, la educación y el cuidado que le doy a mi niña. Por suerte no tendré que eliminar ninguna publicación de ella como se pidió, podré seguir hablando de ella (como hace cualquier madre) y seguiré protegiéndola como he hecho hasta ahora para que pueda crecer con la misma normalidad que se merece cualquier niño, sea el hijo de quien sea. Al final es de lo que trata la vida, de poder ser natural para poder vivir normal… Igual de normal como que yo seguiré refiriéndome al padre de mi hija por su nombre, sin ningún prefijo tal como “Sr. y su apellido”. Nos une Ella de por vida y merece sentir que nació del cariño que un día se tuvieron sus padres y que hoy se tienen respeto, al menos por mi parte. Luchen por sus hijos, defiéndanse, no tengan miedo. Que nadie les quite ese derecho que nos corresponde como madres, que nadie las menosprecie, nadie sabe por lo que hemos pasado en nuestro recorrido. Por mucho que intenten destruirlas, reconstrúyanse de mil maneras más. Una madre sólo merece respeto. Feliz día a todas!

A post shared by Hell 🙋🏼Elena Tablada (@hellentablada) on

Elena Tablada no entendió hace unos meses la primera demanda y aún menos la segunda interpuesta por David Bisbal. Cuando se hizo pública la primera, la empresaria hizo las siguientes declaraciones a la revista ‘Hola’: “Yo no hago nada que no haría cualquier madre orgullosa de su hija. Siempre protegiéndola, cuidándola y haciéndola feliz”

Cabe destacar que la primera en empezar la guerra fue ella, cuando se metió en su cuenta de Instagram de moda de baño para dejar un comentario en una imagen que la mujer de David Bisbal había publicado en la que aparecía junto a Ella. Por aquel entonces, el almeriense le reprochó el por qué su pareja sí que podía publicar imágenes de la pequeña, y Rosanna no podía.

El 5 de mayo, Elena Tablada publicó una imagen con un mensaje muy contundente dedicado a su expareja: “Si hay algo de lo que me siento plenamente orgullosa es de mi hija, mi maternidad, mi entrega y mis infinitas ganas de superarme como madre día tras día. Hoy me siento agradecida a pesar de haber tenido que atravesar algunos acontecimientos judiciales. Estoy agradecida a la justicia de este país, porque realmente ha sido justa. La mejor manera de proteger a mi hija es no seguir haciendo declaraciones falsas y destructivas”“Por suerte no tendré que eliminar ninguna publicación de ella como se pidió, podré seguir hablando de ella (como hace cualquier madre) y seguiré protegiéndola como he hecho hasta ahora para que pueda crecer con la misma normalidad que se merece cualquier niño, sea el hijo de quien sea. Al final es de lo que trata la vida, de poder ser natural para poder vivir normal… Igual de normal como que yo seguiré refiriéndome al padre de mi hija por su nombre, sin ningún prefijo tal como “Sr. y su apellido”. Nos une Ella de por vida y merece sentir que nació del cariño que un día se tuvieron sus padres y que hoy se tienen respeto, al menos por mi parte.”

Parece que la guerra entre ambos seguirá en pie, al menos de momento.

Temas

Lo último en HappyFM