Juicio a Quim Torra

Torra dice que desobedeció porque «la Junta Electoral no está por encima de mí en Cataluña»

  • Joan Guirado | Barcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha defendido este lunes ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que «los lazos amarillos no son ni partidistas ni propaganda». El TSJC juzga al jefe del Govern a raíz de una querella de fiscalía, por un presunto delito de desobediencia al no descolgar los lazos amarillos de los edificios de la Generalitat, tal como la Junta Electoral Central (JEC) le ordenó durante la campaña del 28 de abril. Según Torra, “la JEC no es un órgano jerárquico superior al Presidente de la Generalitat ni está por encima de mí en Cataluña” y afirma que no tenía  “ninguna competencia en este ámbito, ya que eran unas elecciones a Cortes españolas”.

Torra argumenta que la obligación de retirar la simbología era «un acto de censura». Ha acusado a la Junta Electoral de «amenazarme» ya que «sabían que acabaríamos aquí, porque yo no quería prevaricar». Se ha reafirmado en su declaración durante la instrucción del caso de forma “íntegra” y ha recordado que su defensa denunció a la JEC por “prevaricación” y “un presunto delito de coacciones”.

Durante el turno de respuesta a su defensa, Torra, ha afirmado que “existe un gran consenso social que a los catalanes les repugna la judicialización de la política”. Crítica que «desde el momento en el cual la justicia entra en un tema en el que no debería haber entrado nunca, se habla de presos políticos». Una terminología que, dice, «es una forma de expresarse que usan partidos independentistas y otros que no lo son». El presidente de la Generalitat defiende que “no se nos puede obligar a no poder recordar a la gente qué más ha padecido”.

Negativa a responder

El presidente de la Generalitat se ha negado a responder las preguntas del ministerio fiscal y la acusación particular, ejercida por VOX. Torra dice que tiene sus motivos para no contestar a la fiscalía, aunque las expondrá en su turno de última palabra, tras ser apercibido por el presidente de la sala minutos mientras realizaba un alegato de carga contra la acusación particular. Ha argumentado la no respuesta a VOX afirmando que “es un partido franquista”. Dice que “este país ha padecido 50 años de dictadura franquista y no responderé a sus preguntas”.

Lo último en España

Últimas noticias