Elecciones Generales 2019

Tensión en el Govern por los lazos amarillos prohibidos: ERC no secunda el desafío de Torra

lazos amarillos
Lazos amarillos en edificios público.

Quim Torra quiere mantener la propaganda separatista en los espacios y edificios públicos, mientras que sus socios de ERC en el Govern no quieren poner en riesgo penal a ningún consejero.

La tensión a cuenta de los lazos amarillos pasa de la calle al Govern. Dentro el propio ejecutivo autonómico catalán, hay fuertes tensiones y discrepancias sobre si acatar o no la resolución de la Junta Electoral Central, que la semana pasada instó al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a que retirase el lazo amarillo y la pancarta que pide la libertad de los presos del balcón de la Generalitat. A diferencia de Ada Colau, que lo quitó del Ayuntamiento ipso facto, Torra sostiene que es libertad de expresión y lo mantiene colgado en la fachada del edificio presidencial.

El viernes, una vez cumplido el plazo dado a Torra, Ciudadanos y el Partido Popular pusieron en conocimiento de la fiscalía el desacato de Torra por si pudiera estar incurriendo en un delito penal de desobediencia y prevaricación. Además, a esta hora la Junta Electoral Central está reunida  para decidir, entre otras cosas, si le da más tiempo a Torra o si acude también a la fiscalía.

De optar por darle más tiempo, los ‘consellers’ de ERC exigirán mañana a Torra durante la reunión semanal del Govern, que retire el lazo amarillo del balcón del despacho del presidente de la Generalitat. No quieren poder incurrir en responsabilidades penales que ponga al borde del juzgado a los cargos republicanos. Es más, según ha podido saber OKDIARIO, algunos de estos ‘consellers’ han pedido a los funcionarios de sus departamentos que retiren dicha simbología.

Pese a eso, fuentes cercanas a Torra aseguran que la posición del presidente catalán no ha variado, y que se mantiene en su postura de no retirar los símbolos de apoyo a los separatistas de los edificios públicos propiedad de la Generalitat. Una postura que es apoyada también por la asociación de funcionarios independentistas de la Generalitat, los encargados de decorar

Lo último en España