‘Manada de Bilbao’: la Ertzaintza cree que hubo un «error» en las detenciones y busca otros sospechosos

Se busca a nuevos integrantes de la ‘Manada de Bilbao’. Los agentes que investigan la violación de una chica estrechan el cerco a otros cuatro jóvenes de rasgos magrebíes que habrían participado en la agresión. La joven no pudo identificar a los cuatro argelinos que han sido puestos en libertad y, por ello, la Ertzaintza sospecha que pudo tratarse de una detención “por error”.

Cuatro miembros de ‘La Manada’ de Bilbao continúan libres. Es una de las hipótesis con las que trabajan los investigadores de la Ertzaintza que tratan de determinar lo que ocurrió en un parque de Etxebarría (Bilbao) el pasado jueves.

No hay contradicciones

En la investigación hay serias dudas sobre la participación de los cuatro jóvenes argelinos que quedaron en libertad por orden del juez tras tomárseles declaración. “Sus testimonios no se contradijeron en ningún momento y parece que no hay conexión directa entre los cuatro y los dos que han sido encarcelados” aseguran fuentes de la Ertzaintza.

Los cuatro argelinos, que acuden todos los días a firmar al juzgado como medida de control impuesta por el juez hasta conocer los resultados de las pruebas forenses, alegaron que se encontraban junto a los otros dos acusados en el momento de su detención. Coincidieron en que conocían de vista a uno de ellos, pero no tenían relación de amistad ni de otro tipo con él.

Los jóvenes alegaron que en ningún momento participaron en la agresión sexual de la chica. Y ésta, además, no ha reconocido a ninguno de los de este grupo de cuatro. “Si hubiese reconocido a uno al menos estaríamos hablando de otro escenario y los cuatro estarían en –prisión- preventiva”, según reconocen estas fuentes a OKDIARIO.

Por ello, la Ertzaintza mantiene abierta la investigación, bajo secreto de sumario, con el objetivo de localizar a las cuatro personas que acompañaron a M.S., alias ‘El Búho’ y presunto cabecilla de esta ‘manada’, y su supuesto cómplice A.S. Ambos de nacionalidad marroquí.

En estos momentos se está estudiando el entorno de amistades de los dos encarcelados y analizando las comunidades de jóvenes magrebíes que residen en zonas próximas al parque de Etxebarría donde ocurrieron los hechos. Se espera que los dos jóvenes marroquíes en prisión acaben colaborando y aportando datos clave para comprender lo sucedido. Pero hasta el momento “no ha habido apenas colaboración”.

Una trampa en Instagram

Lo que sí ha podido acreditar la investigación es que el presunto cabecilla de la trama, M.S., fue quien cazó’ a la víctima por la red social de Instagram. Mantuvieron varias conversaciones y le propuso una falsa cita en este parque próximo al Casco Viejo de Bilbao. En principio la joven iba a acudir acompañada de una amiga, pero finalmente fue sola.

Una vez allí, la acompañó hasta una zona apartada y oscura donde esperaban otros miembros del grupo para arrancarle la ropa y agredirla sexualmente. Los investigadores creen que todo estaba premeditado desde el primer momento.

Lo último en España

Últimas noticias