Estado de alarma en Madrid

Ayuso ofrecía a Sánchez aumentar las restricciones selectivas a 51 zonas sanitarias

El consejero de Sanidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha detallado este viernes el plan alternativo para evitar la declaración del estado de alarma que pasa por restringir la movilidad por áreas básicas de salud y no por municipios. En particular, la Comunidad planteaba «endurecer el criterio y aplicar restricciones a otras 51 zonas». Esto se conseguía bajando el umbral hasta «los 750 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días».

«Es la propuesta que la Comunidad de Madrid hace para continuar con el control de la pandemia. Es un plan contra el coronavirus que, con la máxima humildad y prudencia, está funcionando. La curva está bajando. Lo llevamos ejecutando desde hace semanas y está respondiendo», ha indicado el consejero.

Ruiz Escudero ha subrayado que el objetivo es que «en los lugares donde hay un mayor número de contagios podamos proteger a la ciudadanía, evitar su movilidad, contener la pandemia y, de esa manera, tengamos el mayor control de los contagios».

El consejero madrileño ha expuesto que «los datos avalan» que el plan de Ayuso funcionaba. «Hay un descenso generalizado en la incidencia acumulada en estas zonas básicas. En 45 de las 46 hay una bajada clara, entre el 6 al 67%. Ahí está funcionando y lo estamos notando en todos los niveles: en hospitalización, de 3.300 camas a 2.800 y en camas de UCI, de un pico de 505 a 487». «En todos los niveles, en el epidemiológico y en el asistencial, el plan responde», ha zanjado.

Se ha tratado de una comparecencia desde la Presidencia regional en la Puerta del Sol. Ruiz Escudero ha explicado la propuesta de la Comunidad para restringir la movilidad de forma quirúrgica mientras a la misma hora un Consejo de Ministros extraordinario del Gobierno central decretaba por su parte el estado de alarma en Madrid.

La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha estado toda la mañana reunida con su vicepresidente, Ignacio Aguado, el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, y los consejeros de Sanidad y el de Justicia, Enrique López. Desde la Comunidad están trabajando a fondo en unas medidas correctas tanto «desde el punto de vista sanitario como el jurídico».

Por otra parte, fuentes regionales han avanzado que Ayuso ha hablado con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para pedir una negociación sobre la nueva orden que ha preparado la Consejería de Sanidad con el objetivo de evitar el estado de alarma. Sin embargo, el jefe del Ejecutivo se ha negado a pactar.

Consejo de Ministros

La vicepresidenta primera, Carmen Calvo, ha presidido ese Consejo Extraordinario que ha arrancado a las doce de la mañana. Esto es debido a que el presidente Pedro Sánchez ha decidido mantener su visita a Barcelona fijada para este viernes por la mañana para participar junto al Rey Felipe VI, en la entrega de premios de la Barcelona New Economy Week (BNEW).

El jefe del Ejecutivo central telefoneó este jueves a Ayuso, a su regreso de su viaje a Argelia, para trasladarle que, tras decaer por decisión judicial las medidas dictadas por el Ministerio de Sanidad a través de una orden en el Boletín Oficial del Estado (BOE), no cabía otro escenario que volver a aprobarlas con un nueva «cobertura jurídica».

Para ello, planteó a Ayuso tres posibilidades y, tras solicitar la presidenta madrileña «un poco de tiempo», según las fuentes consultadas, Sánchez le dio de plazo hasta la mañana de este viernes, en principio, hasta las 12.00 horas, para que decidiera si quería ser ella la que tomara la iniciativa, mediante un acuerdo con el Gobierno. En el caso de que la presidenta se niegue, será el Ejecutivo el que decrete el estado de alarma.

Plan inicial

El Gobierno ha aclarado que, de todas formas, las medidas de confinamiento perimetral y demás normas que se aprueben serán exactamente las mismas que ya se venían aplicando, pues lo único que cambiaría «sería el instrumento legal por las que se adoptan, es decir, la cobertura jurídica», después de que el el TSJM determinara que la ley utilizada por Sanidad en su orden «no contiene una habilitación legal para el establecimiento de medidas limitativas de derechos fundamentales».

En particular, Sánchez planteó a la presidenta madrileña tres opciones. La primera de ellas, es que la Comunidad de Madrid dicte una Orden, «como autoridad competente en materia sanitaria», al amparo de lo establecido en el artículo 3 de la Ley Orgánica 3/1986, de 14 de abril, de Medidas Especiales en Materia de Salud Pública.

La segunda opción es que sea Ayuso la que solicite la declaración del estado de alarma, para que el Gobierno de España conjuntamente con la Comunidad de Madrid lo declare y ratifique las medidas en cuestión.

Por último, Sánchez avisó de que, si Ayuso no opta por ninguna de las anteriores, será el Gobierno «quien declare el estado de alarma, sin necesidad de que se formule previamente una solicitud».

Lo último en España

Últimas noticias