PIDE SU READMISIÓN AL HOSPITAL DE TORREVIEJA

La joven abusada por el ex marido de Oltra reclama una indemnización de 25.000 € tras ser despedida

Menor Mónica Oltra

El caso de Teresa T.M., la menor abusada por el ex marido de Mónica Oltra, parece no tener fin. Si hace menos de 48 horas se conocía que el Parlamento europeo había decidido investigar la gestión de la consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas en los centros de menores, ahora, un nuevo escándalo salta a la opinión pública: La Consejería de Sanidad, que dirige la socialista Ana Barceló, ha dejado en la calle tanto la chica, como a su pareja. Hoy, Teresa se ha personado en el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación de Alicante (SMAC), que es el organismo de la Generalitat Valenciana en el que dirimen los problemas derivados del cese de la actividad laboral sin acuerdo previo. Quiere que se considere que su despido nulo o subsidiariamente improcedente. Reclama 25.000 euros de indemnización.

El Hospital de Torrevieja es un hospital público, pero que hasta el 15 de octubre gestionó Torrevieja Salud UTE. En esa fecha, la gestión del centro se revertió y pasó a manos de la Consejería de Sanidad valenciana. Por tanto, pasó de hospital público de gestión privada a hospital público de gestión pública. En ese hospital había comenzado a trabajar en septiembre Teresa. Por tanto, en el momento de su contratación la gestión era privada y correspondía a Torrevieja Salud. Una contratación que hubiera permanecido anónima de no tratarse de la joven que, cuando era menor, fue abusada por el ex marido de Oltra en un centro de menores, que gestionaba la consejería de la propia Oltra.

Torrevieja Salud hizo a Teresa un contrato de sustitución en el área de admisiones. El 16 de octubre, sólo 24 horas después de que la Consejería de Sanidad valenciana se hiciera cargo de la gestión del hospital, cuando la joven fue a incorporarse a sus puesto de trabajo, le dijeron, según el escrito, que se fuera a casa y que ya la llamarían. Ha pasado casi un mes. Y desde entonces hasta ahora, Teresa relata que ha intentado que le dieran una explicación o una comunicación escrita: ni una cosa ni la otra. Sin embargo, y siempre según consta en el escrito presentado ante el SMAC, todo el personal que prestaba sus servicios en el citado hospital ha sido subrogado por la Generalitat Valenciana. Todo, menos dos personas: Teresa y su pareja (Pedro), que desempeñaba labores de celador.

En su escrito, Teresa y Pedro apuntan con toda claridad que lo que ellos consideran una discriminación sólo puede tener su origen en que Teresa ha presentado recientemente una denuncia penal y una reclamación patrimonial contra la consejería de Oltra por el trato que recibió en su estancia, siendo menor, en el centro donde se encontraba bajo la tutela de la citada consejería. En ese centro, Teresa sufrió abusos por parte de un educador: el hoy ex marido de Mónica Oltra. Se da, por otra parte, la circunstancia de que el día anterior a la reversión del hospital, de su paso de gestión privada a gestión pública, el 14 de octubre, Teresa fue entrevistada por un medio a propósito de esos abusos.

Además, y por si faltaba algo a toda esta cuestión, se da la circunstancia también de que dos altos directivos del hospital nombrados por Sanidad, reclamaron en fechas anteriores a la reversión del hospital dos contratos. Un hecho que fue denunciado por el diputado del Partido Popular José Juan Zaplana. Curiosamente, esos nuevos directivos sólo reclamaron esos contratos entre los de cientos de trabajadores: los de Teresa y Pedro. Según Teresa, esos contratos no han vuelto a aparecer. Si bien, al parecer, sí es posible que exista una copia, que obraría en poder de Torrevieja Salud.

Por todo ello, Teresa y Pedro se han personado hoy en el SMAC de Alicante. Solicitan la nulidad de los despidos de ambos y reclaman a Sanidad una indemnización de 25.000 euros para cada uno de ellos. Reclaman también al SMAC la celebración de un acto conciliación para que tanto Torrevieja Salud como la Consejería de Sanidad se avengan readmitirlos e indemnizarlos. La historia continúa.

Lo último en Alicante

Últimas noticias